EFEWashington

El Gobierno de EE.UU. se mostró este jueves "muy preocupado" por los planes del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de ampliar la zona de seguridad turca en el norte de Siria, lo que conllevaría el lanzamiento de una ofensiva.

Preguntado al respecto, el portavoz del Pentágono, John Kirby, expresó en una rueda de prensa la inquietud de su país por el anuncio turco de que buscan "aumentar la actividad militar en el norte de Siria", especialmente por el peligro que pueda suponer para la seguridad de la población civil.

Kirby advirtió que su país está preocupado, además, por "el impacto" que pueda tener la ofensiva turca en las operaciones contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) que desarrollan las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por los kurdos y apoyada por EE.UU.

El lunes, Erdogan informó que "pronto" reanudarán los "trabajos" para establecer una zona de seguridad de 30 kilómetros de ancho a lo largo de su frontera sur, donde en 2019 lanzó una ofensiva para tomar territorio principalmente en manos de los kurdosirios.

"Estas operaciones empezarán en cuanto nuestras unidades militares, de inteligencia y seguridad completen sus preparativos", afirmó el dirigente.

El anuncio ha sido interpretado como una pieza de negociación para permitir la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN, lo que Turquía ha condicionado a "pasos" sin especificar por considerar que ambos países nórdicos protegen a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en inglés), núcleo de las FSD y que Turquía considera "terroristas".

Por otro lado, Kirby no pudo confirmar las informaciones aparecidas en el medio turco Odatv de que el líder del EI, Abu al Hasan al Qurashi, habría sido detenido en Estambul

Según ese medio, la detención se llevó a cabo la semana pasada en una operación internacional que había sido preparada en secreto y durante el arresto se recuperó información relevante sobre el grupo terrorista.

Odatv anticipó que Erdogan anunciará en los próximas días el arresto y dará detalles sobre el mismo.

Kirby señaló que EE.UU. está examinando esas informaciones y que actualmente no se encuentra en posición de poder confirmarlas.