Washington, 9 jul (EFE)- El Departamento de Estado de EE.UU. anunció este jueves que prohibirá la entrada al país a tres altos dirigentes del Partido Comunista Chino (PCC) por su implicación en los abusos de los de los derechos de la población uigur y kazaja, así como de otras minorías, en la provincia china de Xinjiang.

“Los Estados Unidos no esperarán ociosamente mientras el PCC lleva a cabo abusos de los derechos humanos sobre las etnias uigur y kazaja, y los miembros de otras minorías en la provincia de Xinjiang", aseguró hoy en un comunicado el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo.

El jefe de la diplomacia de EE.UU. aseguró que dichos abusos incluyen"trabajos forzados, detenciones masivas arbitrarias, control forzoso de la población e intentos de acabar con la cultura y la fe musulmanas”.

Como consecuencia de la decisión anunciada hoy, Chen Quanguo, alto cargo del partido en Xinjiang; Zhu Hailun, secretario del partido en el Comité Político y Legal de la provincia, y Wang Mingshan, secretario del partido en la oficina de Seguridad pública de Xinjiang, así como sus familiares cercanos, no podrán entrar en los Estados Unidos bajo ningún concepto.

El Gobierno de EE.UU. afirma que esta no es la primera ocasión en la que Chen desarrolla una actividad opresiva contra las minorías en China, pues antes de desplazarse a Xinjiang había ejercido cargos similares en el Tíbet.

Pompeo anunció también que estas restricciones se aplicarán sobre otros miembros del PCC relacionados con los abusos de los derechos humanos en esta región china, así como sus familiares, aunque no especificó sus identidades.

Además, en su comunicado el Gobierno de EE.UU. llamó “a todas las naciones” que comparten su preocupación por el PCC a condenar estas actividades del gobierno de China.