EFEPekín

El ministro de Defensa chino, Wei Fenghe, afirmó durante un panel de discusión paralelo a la Asamblea Popular Nacional (ANP, Legislativo) que "la confrontación estratégica entre China y Estados Unidos ha entrado en un periodo de alto riesgo".

"Estados Unidos ha intensificado su política de contención frente a China desde que comenzó el brote de coronavirus. La confrontación estratégica entre ambas partes ha entrado en un periodo de alto riesgo", dijo Wei -también general del Ejército Popular de Liberación (EPL)- en una reunión celebrada en los márgenes de la ANP, recoge hoy la prensa local.

Por ello, agregó Wei, China debe fortalecer su espíritu de lucha, atreverse a luchar y ser bueno luchando, e instó a "usar esta batalla para promover la estabilidad".

Entretanto, el jefe de la división de armamento de las Fuerzas Aéreas del EPL, Zhu Cheng, aseguró en el mismo panel que "la rivalidad entre China y Occidente se está intensificando en la esfera cibernética, la espacial, la de aguas profundas y la biológica", y que China debe alcanzar el nivel de los países occidentales.

"Sugiero acelerar la puesta en marcha de tecnologías innovadoras y revolucionarias de fabricación propia", señaló Zhu, según informó el diario South China Morning Post.

Otro miembro del Ejército chino, Miao Hua, también mencionó a EEUU en sus comentarios: "En este último año, frente a la confrontación obstinada de EEUU y el repentino golpe de la pandemia de coronavirus, el presidente (de China), Xi Jinping, nos ha llevado a superar las dificultades y a convertir el peligro en una oportunidad".

Las relaciones entre Washington y Pekín atraviesan su momento más bajo en décadas, y los funcionarios del país asiático han advertido repetidamente del riesgo de que las dos partes se vean involucradas en un "conflicto accidental" en zonas de tensión habitual como el Mar de China Meridional.

NUEVA ADVERTENCIA A TAIWÁN

Las tensiones también alcanzan a Taiwán, sobre la que Pekín reclama su soberanía: el martes, un portavoz de la cartera china de Defensa reiteró que "cualquier intento por parte de la isla de buscar la independencia o de resistirse a la reunificación por medio de la fuerza están llamados al fracaso".

El portavoz, Wu Qian, aseguró que Estados Unidos "no deja de interferir en los asuntos internos de China, lo cual perjudica el desarrollo de las relaciones entre ambos países y ejércitos, y menoscaba la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán".

El Gobierno chino anunció el pasado viernes que su presupuesto para Defensa de 2020 crecerá hasta los 1,27 billones de yuanes (178.331 millones de dólares, 163.226 millones de euros), un 6,6 % más que en 2019.

Será el quinto año consecutivo en el que el presupuesto de Defensa crece a un ritmo de un solo dígito, mientras que en los cinco años anteriores subió a dos.

El portavoz de Defensa aseguró que el presupuesto es "razonable", y que está "en consonancia con el nivel de desarrollo" del país.

"China se ha enfrentado a nuevos riesgos y desafíos en el campo de la seguridad nacional y, desde una perspectiva internacional, el hegemonismo y el unilateralismo prevalecen en algunos países. Los riesgos geopolíticos han aumentado, y la seguridad global se ha visto afectada. Se puede decir que el mundo no es pacífico", afirmó Wu.

Por su parte, el portavoz de la ANP, Zhang Yesui, afirmó el pasado jueves que el gasto en Defensa chino es "transparente" y que "no hay gastos escondidos", y destacó que se mantiene alrededor del 1,3 % del PIB del país, "por debajo de la media mundial del 2,6 %".

Añadió que "la política de Defensa de China es defensiva en su naturaleza" y que el gasto militar es "proporcional y contenido".