EFENaciones Unidas

Cuba volvió a recibir este miércoles un apoyo abrumador de la comunidad internacional en su denuncia del embargo estadounidense, con la aprobación en la Asamblea General de la ONU de una resolución que exige el levantamiento de las sanciones y a la que se opuso nuevamente Estados Unidos a pesar del cambio de Gobierno en ese país.

El texto, que La Habana promueve anualmente desde 1992 y que no es vinculante, salió adelante con 184 apoyos, dos votos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Colombia, Ucrania y Emiratos Árabes Unidos).

“¡Contundente victoria! El discurso imperial cínico, mentiroso y calumnioso es tan inmoral, descarado y obsoleto como lo es el criminal bloqueo. El mundo está con Cuba”, celebró a través de las redes sociales el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, inmediatamente después de la votación.

Un año más, EE.UU. se quedó prácticamente solo en su defensa del embargo y sólo Israel, uno de sus aliados más fieles, apoyó su postura.

En 2019, la última vez que se había votado este llamamiento dado que el año pasado se pospuso por la pandemia, el texto había recibido el apoyo de 187 de los 193 Estados miembros, pero con un voto en contra más, el de Brasil, que en esta ocasión no se pronunció.

BIDEN MANTIENE EL "NO"

La votación de la resolución fue la primera con el demócrata Joe Biden al frente del Gobierno estadounidense, pero ello no cambió el voto negativo de Washington.

En 2016, con la Administración de Barack Obama (2009-2017), en la que Biden era vicepresidente, EE.UU. se abstuvo por primera vez, permitiendo que el texto saliera adelante sin oposición en un momento de acercamiento con La Habana.

Tras la llegada al poder de Donald Trump (2017-2021), EE.UU. volvió a su tradicional rechazo de esta resolución, que por ahora Biden ha optado por mantener.

La nueva Administración estadounidense ha dejado claro que retomar el acercamiento con Cuba no es una de sus prioridades, a pesar de que se ha comprometido a revisar las medidas impuestas por la Administración Trump, en especial la de incluir a la isla en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Hoy, la delegación de EE.UU. defendió que las sanciones son una "herramienta legítima" de política exterior y subrayó su apoyo a la lucha por la "libertad" de los cubanos.

SOLIDARIDAD CON CUBA

Mientras, decenas de países y de grupos regionales tomaron la palabra para denunciar el embargo y mostrar su solidaridad con Cuba.

La Unión Europea (UE), cuyos miembros apoyaron de forma unánime la resolución, subrayó el daño que el embargo causa a la situación económica de Cuba y el impacto que ello tiene en el bienestar de los cubanos.

Potencias como China y Rusia también criticaron la política estadounidense de sanciones y la consideraron contraproducente, mientras que países como Venezuela o Nicaragua hicieron los alegatos más duros contra la postura de EE.UU.

PRESIÓN DURANTE LA PANDEMIA

También fue encendido el discurso del canciller cubano, Bruno Rodrigúez, quien acusó a Estados Unidos de haber aprovechado la pandemia de la covid-19 para aumentar la presión sobre su país.

"El Gobierno de los Estados Unidos asumió el virus como aliado en su despiadada guerra no convencional, recrudeció de manera deliberada y oportunista el bloqueo económico, comercial y financiero; y provocó al país pérdidas récord por alrededor de 5.000 millones de dólares", señaló Rodríguez ante la Asamblea General.

En total, La Habana asegura que el embargo causó el año pasado 9.157 millones en pérdidas al país, con diferencia la cifra más alta denunciada hasta ahora por las autoridades cubanas desde que se impusieron las sanciones hace casi seis décadas.

En los últimos meses, el Ejecutivo cubano ha llevado a cabo una intensa campaña para denunciar el embargo, endurecido por Trump con nuevas sanciones durante su reciente mandato de cuatro años.

En un intento de ahogar la economía de Cuba, el republicano estableció medidas para dificultar aún más sus transacciones económicas y la llegada de turistas estadounidenses y, además, incluyó al país caribeño en la lista de patrocinadores del terrorismo.

"Todas estas medidas se mantienen hoy vigentes y en completa aplicación práctica y, paradójicamente, van conformando la conducta del actual Gobierno estadounidense, justamente en los meses en que Cuba ha experimentado el mayor incremento de infectados, el número más alto de fallecidos y un efecto económico superior de la covid-19", denunció Rodríguez.

"Como el virus, el bloqueo asfixia y mata, y debe cesar. ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!", concluyó su intervención el jefe de la diplomacia cubana.

Mientras tanto, frente a la sede de la ONU, un grupo de opositores cubanos se concentraba para denunciar la situación en el país y exigir la liberación de los presos políticos.

"El mensaje de hoy ha sido muy sencillo, de una justicia muy elemental, que es libertad para los presos políticos", explicó a Efe el periodista y escritor Carlos Manuel Álvarez, que recalcó que la "política ilegal e injusta" del embargo no puede justificar que "la gente en Cuba cumpla prisión por expresarse".

Mario Villar