EFEBruselas

El nuevo secretario de Defensa en funciones de Estados Unidos, Mark T. Esper, afirmó este miércoles en su primera visita a la OTAN que la renovación en su cargo sólo responde a un cambio de liderazgo que no afecta al "compromiso" de EEUU con la Alianza Atlántica.

"He venido para transmitir que mi presencia aquí, mi nombramiento, es simplemente un cambio de liderazgo (...), no es un cambio de prioridades ni del compromiso de EEUU con la alianza de la OTAN", afirmó Esper a su llegada a una reunión de ministros aliados de Defensa.

El responsable estadounidense reconoció que, cuando fue propuesto para sustituir a Patrick Shanahan, que anunció su renuncia antes de ser confirmado, "hubo algunas dudas sobre si debería acudir a esta reunión de ministros aliados".

"No fue una decisión difícil, decidí que quería venir por varias razones", entre ellas recalcar que EEUU mantiene sus compromisos.

En segundo lugar, consideró que sería "una gran oportunidad de presentarme a la Alianza, a los ministros de Defensa con los que ciertamente no sólo voy a trabajar de manera multilateral sino también bilateral".

Además, defendió su presencia en la reunión porque "hay muchos asuntos importantes en los que estamos implicados con el propósito de reforzar a la Alianza y de incrementar nuestra disposición".

Esper celebró el hecho de que los aliados europeos y Canadá hayan incrementado en un 3,9 % su gasto real en defensa en 2019, según los últimos cálculos de la OTAN que le comunicó el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, y lo calificó de "muy buena noticia" para EEUU.

El político noruego recalcó que "ya van cinco años consecutivos de incrementos del gasto militar".

"Es importante para EEUU que haya más igualdad y se incremente el reparto de cargas entre todos nuestros aliados", insistió.

Esper recordó que no es "un extraño" en la OTAN, ya que sirvió "en Italia durante varios años como joven oficial" y participó "en muchos ejercicios" de la Alianza.

Años después, trabajó en el Congreso estadounidense y después en el Pentágono como asistente adjunto del secretario de Estado de Defensa, apuntó.

"He tenido numerosas opciones de trabajar en asuntos de la OTAN", declaró, al tiempo que dijo entender "la importancia estratégica de esta Alianza y nuestro compromiso de seguir participando en ella".

A continuación, Esper tuvo oportunidad de mantener una reunión bilateral con el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, según informó un portavoz del jefe del Pentágono en un comunicado.

Precisó que los dos responsables abordaron los últimos acontecimientos en Siria, asuntos regionales de seguridad y las relaciones bilaterales, así como la cooperación en defensa.

Destacaron igualmente su compromiso durante décadas como "aliados de la OTAN cercanos y socios estratégicos", pero Esper aprovechó el encuentro para reiterar a Turquía que su compra del sistema ruso de defensa aérea y de misiles S-400 es "incompatible" con el programa de los F-35 estadounidenses y que "no se le permitirá tener los dos sistemas".