EFEToronto (Canadá)

El príncipe Carlos de Gales se refirió al oscuro pasado de Canadá, en referencia al maltrato de los indígenas, al inicio de la visita oficial de tres días que este martes comenzó junto con su esposa, Camila, duquesa de Cornwall, en la localidad de San Juan de Terranova.

Aunque agradeció la oportunidad de discutir el proceso de reconciliación con la población indígena del país, el príncipe heredero de la corona británica y futuro monarca de Canadá se abstuvo de ofrecer disculpas en nombre de la monarquía por los abusos sufridos por los aborígenes canadienses en el sistema de residencias escolares.

Esta semana, la líder de los metis, uno de los tres grupos indígenas de Canadá, Cassidy Caron, declaró que la reina Isabel de Inglaterra, como cabeza de la Iglesia anglicana y jefa de Estado de Canadá, debería disculparse por la política de asimilación de la población indígena que representan las residencias escolares.

Caron dijo que el miércoles solicitará en Ottawa, cuando el príncipe Carlos y la duquesa Camila visiten la capital canadiense y asistan a una recepción con líderes indígenas, que la monarca británica se disculpe como ya lo han hecho el Gobierno de Canadá y el papa Francisco.

El papa ha anunciado que visitará Canadá a finales de julio para disculparse en persona y ante los indígenas por el papel de la Iglesia católica en la gestión de los internados gubernamentales en los que durante más de un siglo, decenas de miles de niños indígenas sufrieron abusos físicos, psicológicos y sexuales.

En su discurso de bienvenida en San Juan de Terranova ante la gobernadora general de Canadá, Mary Simon, que ejerce las funciones de jefa de Estado en representación de la monarca británica, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el príncipe Carlos subrayó los lazos de la familia real con el país.

Recordó que su madre, la reina, visitó Canadá por primera vez en 1951 y en 1959 realizó una gira de 41 días por el país.

El heredero al trono británico también mencionó sus viajes al país norteamericano y las características que hacen de Canadá un país "especial".

Y también aprovechó para recordar el papel que Canadá jugó en la liberación de Europa durante la Segunda Guerra Mundial y lo comparó con la posición actual del país en defensa de la libertad y en contra de la tiranía en el conflicto de Ucrania.

Antes de la intervención del príncipe de Gales, Trudeau agradeció la visita de la pareja real como parte de las celebraciones por el Jubileo de Platino de la reina Isabel de Inglaterra y destacó que la democracia canadiense está basada sobre el sistema parlamentario de Westminster y la corona británica.

Por su parte, la gobernadora general de Canadá recibió al príncipe de Gales y la duquesa de Cornwall con unas palabras en inuktituk, su lengua materna, y les animó a conversar con los indígenas canadienses durante su gira por el país.

Tras visitar hoy la isla de Terranova, el príncipe Carlos y su esposa viajarán el miércoles a Ottawa donde se reunirán, entre otros, con representantes de la comunidad ucraniana en el país, y mantendrán una reunión bilateral con el primer ministro.

El jueves, la gira de tres días finalizará con una visita a las localidades de Yellowknife y Dettah, en los Territorios del Noroeste, donde se reunirán con representas indígenas.