EFELondres

La ministra británica de Exteriores, Liz Truss, quiere equipar con armamento moderno "del estándar de la OTAN" a Moldavia, vecina de Ucrania, en previsión de un posible ataque por parte de Rusia, publica este sábado "The Daily Telegraph".

En una entrevista con el rotativo, Truss indicó que estos planes están siendo analizados dentro de la Alianza Atlántica, de modo que, si fueran aceptados, los países miembros podrían facilitar armamento de defensa a la exrepública soviética.

"Me gustaría ver a Moldavia equipada según los estándares de la OTAN. Es una conversación que estamos teniendo con nuestros aliados", afirmó.

"(El presidente ruso, Vladímir) Putin ha dejado claras sus ambiciones de crear una Rusia más grande y, el hecho de que sus intentos por tomar Kiev no tuvieran éxito, no significa que haya abandonado esas ambiciones", apunta.

Al igual que Ucrania, Moldavia, al suroeste de ese país, no es miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y se teme que pudiera ser el próximo objetivo de Putin en su plan de expansión territorial.

La idea, según el diario, sería preparar a Moldavia con equipamiento actual, que sustituya el suyo de la época soviética, y formar en su uso a sus Fuerzas Armadas, como mecanismo de defensa y disuasorio ante un posible ataque ruso.