EFESofía

El presidente de Bulgaria, Rumen Radev, encargó hoy al actual ministro de Finanzas, Asen Vasilev, la formación de un nuevo Gobierno, tras la caída la semana pasada del Ejecutivo de coalición en una moción de censura, tras sólo seis meses en el poder.

"Bulgaria se encuentra en una crisis política, económica y social. Los búlgaros se preocupan por los crecientes precios y la cada vez mayor inestabilidad. Desde ayer tenemos también una crisis de política exterior", dijo Radev.

El encargo a Vasilev se produce después de que el primer ministro saliente, el europeísta Kiril Petkov, haya renunciado a ser candidato debido al veto que le ha impuesto el pro ruso Partido Socialista, debido a la decisión de expulsar a 70 diplomáticos de Rusia acusados de espionaje.

Vasilev y Petkov están graduados por la prestigiosa Universidad de Harvard y fundaron Continuamos con el Cambio, el partido reformista y europeísta que ganó las elecciones del pasado noviembre, las terceras en un año.

Los socialistas, que forman parte del Ejecutivo saliente, advirtieron que sólo negociarían una nueva coalición si el candidato a primer ministro no era Petkov, al que acusan de haber actuado de forma "irracional" e "inaceptable" por expulsar a los 70 diplomáticos, casi dos tercios del personal de la Embajada rusa.

Los socialistas, herederos del Partido Comunista, bloquearon durante semanas que Bulgaria enviara ayuda militar a Ucrania para defenderse de la invasión rusa

Rusia ha amenazado con cerrar la Embajada rusa e incluso romper relaciones diplomáticas, si Bulgaria, miembro de la Unión Europea y de la OTAN, no daba marcha atrás en la expulsión antes del mediodía de hoy.

El ultimátum ha sido rechazado por Petkov, que sí anunció que renuncia a ser candidato y deposita su confianza en Vasilev.

"Iniciamos hombro con hombro la batalla contra la corrupción, y la finalizamos hombro con hombro", afirmó el aún primer ministro.

El paso al lado de Petkov ha hecho que los socialistas vuelvan a la mesa de negociación y que también se sumen a ella los populistas antisistema de Existe Tal Pueblo, que provocaron la caída del Gobierno al retirarse de la coalición a principios de junio y apoyar una moción de censura que perdió Petkov la semana pasada.

Vasilev tiene ahora una semana para proponer un Gobierno que reciba el visto bueno del Parlamento y evitar que en otoño vuelva a haber elecciones, que serían las cuartas en 18 meses.