EFEEstambul

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró hoy que su encuentro con su homólogo estadounidense, Donald Trump, fue positivo, pese a que la oposición al mandatario de EE.UU. intenta "destruir las relaciones" con Ankara.

"Puedo decir que Trump ha hecho un esfuerzo sincero para resolver las cuestiones (que enfrentan a los dos países) sobre la base del respeto mutuo y el beneficio de la nación. Pero también debo expresar que el ambiente contrario a Trump hace un enorme esfuerzo para destruir nuestras relaciones", dijo Erdogan.

"Sabemos qué motivos crean en Estados Unidos un clima político contrario a nuestro país y quién está detrás", declaró, sin dar más detalles, a una reportera de la cadena NTV en el vuelo de regreso a Turquía, tras reunirse ayer con Trump en la Casa Blanca durante una visita oficial a Washington.

Entre los intentos de dañar las relaciones bilaterales, Erdogan mencionó el reconocimiento del genocidio armenio aprobado el pasado octubre por una mayoría aplastante en el Congreso estadounidense.

Erdogan explicó que conversó con Trump sobre Siria, el acuerdo con Washington para la retirada de las milicias kurdas y la creación de una zona de seguridad en el noreste sirio, la lucha contra el Estado Islámico y la situación de los detenidos de ese grupo yihadista y la cumbre OTAN en Londres el 3 y el 4 de diciembre.

Reiteró su posición de que Turquía, pese a haber adquirido el sistema ruso de defensa antimisil S-400 criticado por Washington, estaría dispuesto a comprar también un sistema Patriot estadounidense, de características similares.

"Pero la propuesta de eliminar del todo el S-400 no nos parece bien, porque afecta a nuestra soberanía", agregó.

"En este tema he visto a Trump mucho más positivo. Sus posiciones me han parecido más constructivas que antes", concluyó Erdogan.