EFEEdimburgo (R.Unido)

Los escoceses y extranjeros residentes en Escocia acudieron este jueves a las urnas para elegir a sus nuevos representantes del Parlamento de Edimburgo (regional), decisivos para conocer el rumbo constitucional del Reino Unido.

En una jornada muy fría, con nieve en algunas ciudades, entre ellas Edimburgo, más de cuatro millones de personas estaban llamadas a votar, aunque muchos lo hicieron previamente por correo a raíz de las medidas de seguridad para controlar la covid-19.

Algunos candidatos consultados por Efe estimaron que la participación en estos comicios regionales, que suele estar algo por encima del 50 %, será esta vez más baja a causa de la pandemia.

Los colegios electorales abrieron a las 06.00 GMT y cerrarán a las 21.00 GMT, pero se espera que el recuento, que empezará recién mañana, sea muy lento y dure hasta el domingo o incluso el lunes.

Como parte de las medidas anticovid, los colegios fijaron puntos de entrada y salida distintos para los votantes, a fin de mantener la distancia social, lo que generó algunas filas para entrar.

LOS POLÍTICOS EN COLEGIOS ELECTORALES

Los políticos acudieron esta mañana a votar, pero la ministra principal, Nicola Sturgeon, que ya lo había hecho por correo, estuvo en Glasgow, donde también votó Anas Sarwar, líder laborista escocés.

Al salir de votar, Sarwar contó a Efe sus objetivos para los próximos años de la legislatura escocesa y descartó cualquier tipo de pactos, después de que Sturgeon manifestase hoy en una entrevista con el diario escocés "Daily Record" que quiere trabajar con el Laborismo para reconstruir Escocia después de la pandemia.

"No haremos pactos, ni acuerdos, ni coaliciones, pero trabajaré con partidos y con políticos de forma individual sobre los asuntos en los que estamos de acuerdo", dijo Sarwar.

CITA ELECTORAL CRUCIAL

Esta cita electoral es crucial por la promesa de Sturgeon de impulsar un nuevo referéndum de independencia una vez superada la crisis de la pandemia, para lo que necesitará antes la aprobación del Gobierno de Boris Johnson y el Parlamento británico.

La líder del SNP espera contar con un fuerte mandato para pedir a Johnson el visto bueno al nuevo plebiscito, pero el "premier" conservador ha rechazado hasta ahora tal posibilidad.

Al igual que el SNP, los Verdes y el nuevo partido Alba, del ex ministro principal escocés Alex Salmond, apoyan esta consulta, pero se oponen los laboristas, los conservadores y los liberaldemócratas.

Los votantes deben elegir los 129 escaños del Parlamento de Holyrood, de los que hasta ahora 61 eran del SNP, 30 de los conservadores, 23 de los laboristas, 5 de los Verdes, 5 de los liberaldemócratas, 4 independientes y 1 del partido Reform UK.

Sturgeon busca la mayoría absoluta, para lo que necesitará 65 o más escaños en el legislativo, aunque las últimas semanas los expertos han resaltado que es posible que no lo consiga.

CUALQUIER CIUDADANO MAYOR DE 16 AÑOS PUEDE VOTAR

En estos comicios puede votar cualquier ciudadano de 16 años o más que resida legalmente en Escocia. El votante tiene que marcar dos votos: uno por un parlamentario de su circunscripción y otro por un partido en la lista regional.

Los 129 escaños son elegidos en virtud de un sistema electoral mixto, dado que 73 corresponden a las circunscripciones y 56 a las listas de los partidos en las ocho regiones escocesas.

Los 73 parlamentarios son votados por el sistema de mayoría simple, como se hace en los comicios al Parlamento británico, mientras que en el caso de los otros 56 es proporcional.

Este Parlamento debate y aprueba leyes que afectan el día a día de Escocia, como la educación, la sanidad y el transporte, así como algunos impuestos y subsidios estatales.

Sin embargo, competencias en materia de defensa, política exterior o inmigración están reservadas al Parlamento británico.

Viviana García