EFEMadrid

El rey Felipe VI cerrará este martes su ronda de consultas con los representantes de los partidos y certificará si se desbloquea la situación política y el candidato socialista a la reelección como jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene apoyos suficientes o habrá repetición electoral el 10 de noviembre.

Tras reunirse el lunes con dirigentes de ocho partidos pequeños, en esta jornada recibirá a otros siete, entre ellos los que están al frente de los partidos más grandes, por orden de menor a mayor representación parlamentaria: el izquierdista Pablo Iglesias (Unidas Podemos), el liberal Albert Rivera (Ciudadanos), el conservador Pablo Casado (PP) y el socialista Pedro Sánchez (PSOE).

El monarca tiene previsto el encuentro con Sánchez a las 18.00 horas (16.00GMT), con quien verá si, tras las reuniones con el resto de partidos, hay alguna posibilidad de que pueda ser reelegido presidente en un segundo intento, tras el fracaso del mes de julio.

Hasta ahora, tanto PP como Ciudadanos habían rechazado cualquier apoyo a Sánchez, pero ayer Rivera anunció que podría abstenerse a cambio de que éste les de garantías en cuestiones sobre su postura sobre los nacionalismos vasco y catalán y en materia de impuestos.

Este marte, el líder de Ciudadanos ha pedido una reunión a Pedro Sánchez para discutir las condiciones de su abstención, algo que considera una "obligación", en vista de que el líder socialista “no hace nada”.

Por su parte, el PSOE espera que Rivera comunique al líder socialista su disposición de una "abstención técnica", "por el interés general" de España.

El PSOE es el partido mayoritario en el Congreso con 123 diputados de los 350 que tiene la Cámara, pero necesita el apoyo de otros grupos para que Sánchez sea investido presidente.

Hasta ahora, los socialistas habían citado como "socios preferentes" a Unidas Podemos, pero también han pedido la abstención de Ciudadanos y al PP, con lo que se podría poner en marcha un gobierno con plenas facultades, después de tener un ejecutivo en funciones desde el mes de abril.

Al término del encuentro con Sánchez, Felipe VI trasladará a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, si habrá nuevo debate de investidura en los próximos días o automáticamente el 23 de septiembre, dos meses después de la fallida investidura, se convocarán las elecciones para el 10 de noviembre, en aplicación de la legislación española.

Si se repiten elecciones, serán las cuartas en cuatro años, tras las de diciembre de 2015, junio de 2016 y abril de 2019, algo inédito en la reciente historia de España.