EFENaciones Unidas

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas rechazó este miércoles una propuesta rusa para reducir de dos a uno los cruces fronterizos por los que se suministra ayuda humanitaria a la población del norte de Siria, algo que una mayoría de miembros y la propia ONU consideran insuficiente.

El borrador de resolución ruso obtuvo únicamente cuatro votos a favor, frente a siete en contra y cuatro abstenciones, quedándose muy lejos del mínimo de nueve apoyos requerido para salir adelante.

Moscú había presentado la propuesta después de vetar el martes junto a China otra impulsada por Alemania y Bélgica, que habría mantenido abiertos por doce meses los dos cruces actualmente en uso, cuya autorización expirará este viernes si antes no hay un acuerdo en el Consejo de Seguridad.

El pasado enero, el máximo órgano de decisión de la ONU ya aprobó in extremis una solución de mínimos para mantener abiertos esos dos pasos, en la frontera con Turquía, después de que Rusia forzase a retirar el permiso para usar otros que se habían estado utilizando desde hacía años para llevar ayuda a la población sin pasar por las autoridades de Damasco.

Moscú, el gran aliado del Gobierno de Bachar Al Asad, defiende que continuar con las entregas de asistencia desde el exterior, con la excepción de la provincia de Idlib -último gran bastión opositor-, supone minar la soberanía de Siria y no aceptar la realidad sobre el terreno, ahora que Damasco controla casi todo el territorio.

Las potencias occidentales y una mayoría del Consejo de Seguridad consideraban que mantener abiertos los dos cruces actualmente en uso era el mínimo y, de hecho, varios países como Estados Unidos reclamaban además que se reabriese además el paso de Al Yarubiya, en la frontera con Irak.

La ONU también había pedido la reapertura de Al Yarubiya dado que es un punto clave para la entrada de material médico para el noreste de Siria.

Fuentes diplomáticas han insistido en que se intentará encontrar una solución hasta el último momento, antes de que el viernes venza el plazo, dado que del mecanismo de ayuda dependen millones de personas.