EFENaciones Unidas

El secretario General de la ONU, António Guterres, dijo este miércoles que el régimen de los talibanes en Afganistán está "cooperando" para aportar asistencia y ayuda humanitaria al país, aunque criticó sus "violaciones de los derechos humanos, incluidos los de mujeres, niños y minorías étnicas".

En un mensaje de video grabado para un foro organizado por Irán sobre la asistencia humanitaria a su país vecino, Guterres reconoció que la ONU está haciendo llegar la ayuda a los afganos "en cooperación con los talibanes, que han garantizado acceso a las áreas solicitadas y proporcionado seguridad cuando se ha necesitado".

El secretario general recordó que la crisis humanitaria que afronta el país asiático tiene dimensiones "épicas" y lo ha puesto "al borde de la catástrofe" por lo que pidió que la comunidad internacional no bloquee sino más bien inyecte liquidez en la economía afgana, "lo que puede hacerse sin violar leyes internacionales ni comprometer principios (fundamentales)".

Pero al mismo tiempo, recordó a las nuevas autoridades afganas sus deberes pendientes: "un gobierno inclusivo y representativo, que respete las leyes internacionales y garantice los derechos humanos y las libertades fundamentales", algo que parece contradecir las "violaciones preocupantes" a estos derechos.

Y por último, recordó a los talibanes que tanto los afganos como los habitantes de toda su región vecina "necesitan un país seguro y no uno que sea refugio de terroristas ni centro de narcotráfico".

El pasado septiembre, durante la Asamblea General, los talibanes pidieron reconocimiento formal en la ONU como los legítimos representantes de Afganistán, pero esta petición quedó en suspenso mientras es tratada por un comité ad hoc de la Asamblea que suele reunirse en noviembre y tratar los casos más polémicos, como los de Afganistán o de Birmania, estados que han vivido un cambio de régimen en los últimos tiempos.