EFESaná

La ONU denunció en base a sus datos preliminares la muerte de 31 civiles el pasado sábado en un bombardeo que no atribuyó a ninguna de las partes en conflicto en el Yemen, después de que los rebeldes hutíes acusaran a la coalición árabe liderada por Arabia Saudí de atacar a un grupo de personas.

"La información de campo preliminar indica que el 15 de febrero 31 civiles murieron y otros 12 resultaron heridos en bombardeos que golpearon el área de Al Hayja del distrito de Maslub en la provincia de Jawf", indicó en un comunicado la coordinadora humanitaria de Naciones Unidas en el Yemen, Lise Grande.

Según la nota, muchos de los heridos han sido trasladados a hospitales de la provincia y de la capital, Saná, que están recibiendo apoyo de los socios humanitarios de la ONU, al tiempo que se ha enviado un equipo médico móvil y un segundo está preparándose para salir.

Grande calificó de "tragedia" e "injustificado" el constante fallecimiento de yemeníes, y criticó que cinco años después del inicio del conflicto las partes todavía no son capaces de actuar de acuerdo con las leyes humanitarias internacionales en lo relativo a la protección de los civiles.

El portavoz de las fuerzas de la coalición árabe, Turki al Malki, aseguró que investigarán las informaciones recibidas sobre la posibilidad de que se hayan producido "daños colaterales" durante las operaciones de búsqueda tras la caída de uno de sus aviones de combate en Jawf.

Por su parte, la agencia de noticia Saba News, controlada por los hutíes, indicó que las fuerzas de la alianza árabe bombardearon "una agrupación cerca de los restos del avión", lo que causó al menos 40 muertos y heridos, en su mayoría mujeres y niños.

Según la versión de los rebeldes, el aparato fue derribado por sus combatientes con un misil tierra-aire.

Jawf es un campo de batalla entre los hutíes, que desde 2014 controlan la capital Saná y amplias zonas del norte y oeste del país, y las fuerzas leales al presidente yemení reconocido internacionalmente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

La coalición árabe apoya a estas tropas con bombardeos.