EFEIslamabad

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, obtuvo este sábado el voto de confianza de la Asamblea Nacional (NA, Cámara Baja) solicitado por él, en una votación boicoteada por la oposición, que no se presentó en el hemiciclo.

"178 miembros de la cámara han votado a favor de la resolución. La resolución es aprobada. Imram Khan tiene la confianza de la Asamblea Nacional", anunció el presidente de la NA, Asad Qasier, tras el recuento.

El mandatario, que llegó al poder a mediados de 2018, superó así por seis votos la mayoría mínima requerida en la cámara de 342 diputados.

Los partidos de la oposición, unidos en una alianza denominada Movimiento Democrático de Pakistán (MDP), decidieron boicotear la sesión parlamentaria y ni siquiera acudieron al hemiciclo.

En lugar de ello, algunos opositores protestaron a las puertas de la NA, lo que acabó en choques con seguidores del gobernante Pakistán Tehreek-i-Insaf (PTI).

Según mostraron las televisiones locales, varios altos miembros de la oposición, entre ellos el ex primer ministro Shahid Khaqan Abbasi de la Liga Musulmana de Pakistán, fueron atacados por seguidores del partido gobernante, lo que desembocó en peleas callejeras.

Estos altercados finalizaron sin que se produjesen heridos.

Khan pidió el voto de confianza después de que el pasado miércoles su partido perdió un escaño de senador en Islamabad que según las previsiones debería haber ganado, lo que indicó que algunos de sus socios de Gobierno o incluso miembros del partido votaron en contra de su candidato.

Esto ponía en peligro el cargo de Khan en caso de producirse una moción de censura por parte de la oposición, que lleva meses pidiendo la dimisión del mandatario aduciendo que llegó al poder en 2018 en unas elecciones amañadas con el beneplácito del Ejército.

La alianza opositora comenzó en octubre a celebrar protestas a lo largo del país, lo que ha provocado tensiones políticas en este país de 200 millones de habitantes.