EFEBagdad

El Ministerio de Asuntos Exteriores iraquí anunció que convocará al embajador turco en Bagdad y suspenderá la visita del ministro de Defensa de Turquía al país árabe, después de que ayer un ataque con dron turco causara la muerte de dos comandantes de su guardia fronteriza y un conductor en la zona fronteriza.

"El Ministerio de Exteriores va a convocar al embajador turco para entregarle una fuerte carta de protesta y transmitirle el rechazo firme del país a sus ataques y violaciones", según un comunicado emitido en la noche del martes.

El texto consideró el ataque de ayer "una violación de la soberanía y del territorio sagrado de Irak, y un acto hostil que viola las leyes y tratados internacionales que regulan las relaciones entre países".

Exteriores afirmó en la nota que será cancelada la visita a Irak del ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, prevista para este jueves.

Además, advirtió de que "la repetición de estas acciones y el fracaso a la hora de responder a las peticiones de Irak de detener estas violaciones y retirar las fuerzas turcas que penetraron en nuestras fronteras internacionales, llaman a una revisión de volumen de cooperación entre los dos países a todos los niveles".

Esta no es la primera vez que Turquía penetra en territorio iraquí con sus tropas o realiza bombardeos aéreos, en contra de supuestos miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), proscrito por Ankara y que toman refugio al otro lado de la frontera.

Tampoco es la primera vez que el Gobierno convoca al representante diplomático de Ankara y protesta ante las autoridades turcas por estas acciones militares, que en ocasiones causan víctimas civiles iraquíes.

En el ataque con un dron de este martes, murieron el comandante de la II Brigada de los guardas de frontera en la denominada Zona 1 y el comandante del III Regimiento de esa misma división, de acuerdo con la Célula de Información de Seguridad del Gobierno, que también informó del fallecimiento del conductor.

Kermang Abdalá, alcalde de la zona donde tuvo lugar el ataque, dijo a Efe que viajaban en un convoy que iba a reunirse con líderes del PKK para solucionar un altercado surgido la víspera entre las partes en la zona, cuando fueron bombardeados.

El PKK, considerado una organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, cuenta con el apoyo de algunas facciones kurdas iraquíes, pero no con el respaldo de las autoridades de la región autónoma del Kurdistán iraquí.