EFETeherán

Irán calificó este jueves como positivas las conversaciones indirectas que mantuvo con Estados Unidos en Catar para salvar el pacto nuclear de 2015, a pesar de que la Unión Europea (UE) afirmó que no se produjo el progreso que se esperaba.

El ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, consideró las conversaciones mantenidas el martes y el miércoles en Doha como “positivas” y “constructivas” en una conversaciones telefónica con su homólogo catarí, Mohammed bin Abdulrahman bin Jassim Al Thani.

“Irán está determinado a continuar las negociaciones hasta que se alcance un acuerdo realista”, dijo Abdolahian en esa conversación, según informaron este jueves los medios iraníes.

Irán y Estados Unidos mantuvieron el martes y el miércoles conversaciones indirectas con la UE como intermediaria en Catar para tratar de resolver cuestiones bilaterales que impiden salvar el acuerdo nuclear de 2015.

Tras la finalización de las conversaciones ayer, el español Enrique Mora, director político del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y coordinador de las conversaciones del acuerdo nuclear, afirmó que no hubo el progreso que se esperaba.

"Desafortunadamente, no ha habido aún el progreso que el equipo de la UE como coordinador esperaba", afirmó en Twitter Mora.

"Seguiremos trabajando con incluso mayor urgencia para reavivar un acuerdo crucial para la no proliferación y la estabilidad regional", añadió Mora al fin de la ronda de conversaciones en las que participó en Doha.

Irán negocia con Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia, China -y Estados Unidos, de forma indirecta- la restauración del pacto de 2015, que limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Pero esas conversaciones en Viena están paralizadas desde marzo, tras más de un año de diálogo y muy cerca de que el acuerdo estuviera cerrado debido al desacuerdo entre Washington y Teherán respecto a cuestiones bilaterales.

Por ello, el sábado el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, viajó a Teherán, donde anunció esta ronda de negociaciones "indirectas" y "bilaterales" en Catar, con la UE como intermediaria.

El pacto nuclear de 2015 limitaba el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones, pero en 2018 Donald Trump lo abandonó unilateralmente y volvió a imponer sanciones económicas contra Irán.

Teherán respondió un año después con la aceleración de sus esfuerzos nucleares y el enriquecimiento de uranio.