EFERoma

Italia ha registrado 21 muertos con coronavirus en las últimas 24 horas, lo que eleva la cifra total hasta los 34.854 desde que comenzó la emergencia el 21 de febrero, informó hoy Protección Civil.

Los nuevos casos de contagios han sido 235 desde el viernes, la peor cifra desde el pasado 26 de junio, y eso teniendo en cuenta que se han realizado 51.000 pruebas, cuando en otras ocasiones superan las 70.000. La cifra total de casos de contagio es de 241.419.

El número total de curados desde que comenzó la emergencia es de 191.944, es decir, 477 más en 24 horas, y el número de enfermos actuales también ha descendido hasta los 14.621 (-259).

Las autoridades del país vigilan con atención tres regiones, Emilia-Romaña, Véneto y Lacio, después de que el viernes el Ministerio de Sanidad comunicara que su número de reproducción básico instantáneo (Rt) -que indica la capacidad de contagio del virus- está por encima de 1, que es el umbral considerado como límite para la expansión de la pandemia.

Este sábado, Emilia-Romaña ha confirmado 51 nuevos contagios, Véneto 4 y Lacio 31, cifras altas pero que aún siguen lejanas de las de Lombardía, la región más afectada, que ha tenido 95.

El presidente del Véneto, Luca Zaia, ha lamentado que el nuevo brote que se ha detectado en la zona ha sido importado de Serbia por cuatro venecianos que regresaron al país en un mismo coche y sin mascarilla.

El concejal de Sanidad de la región del Lacio, Alessio D'Amato, ha hecho por su parte un llamamiento a todos los italianos para que mantengan la precaución, ahora que las medidas de confinamiento para contener la pandemia se han levantado.

"El aumento de casos procede fundamentalmente de casos importados y de una disminución de la atención. Lo he dicho mucho en estos días, se ha bajado la guardia y esto inevitablemente produce un incremento de contagios", ha argumentado.

Las regiones de Basilicata, Molise, Valle de Aosta, Las Marcas y la isla de Cerdeña no han tenido ningún nuevo contagiado en el último día.