EFEWashington

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, transmitió este viernes al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, su preocupación por los avances nucleares en China y el peligro que pueden suponer en la región del Indopacífico.

Un funcionario de alto rango del Gobierno estadounidense explicó en una rueda de prensa telefónica que Biden y Kishida mantuvieron una reunión virtual de 90 minutos, en el que es su segundo encuentro después de verse en noviembre en Glasglow durante la COP26.

La fuente explicó que ambos tuvieron "una discusión muy a fondo" sobre sus perspectivas acerca de China y su deseo de "promover y defender un Indopacífico libre y abierto".

En ese sentido, compartieron sus preocupaciones sobre las "intimidaciones" de Pekín a sus vecinos.

"El primer ministro se mostró particularmente inquieto por el avance nuclear en China y lo que supone para la seguridad regional", indicó el funcionario.

Ante esta situación, Biden reiteró a Kishida "su determinación para fortalecer fundamentalmente las capacidades de defensa de Japón para reforzar la disuasión ante amenazas comunes" y alabó su decisión de aumentar el gasto en defensa, según un comunicado de la Casa Blanca.

De acuerdo con la nota, ambos rechazaron los intentos de Pekín de cambiar el "statu quo" en el mar del Este de China y el del Sur de China, y destacaron la importancia de que haya paz y estabilidad en el estrecho de Taiwán.

Además, Biden afirmó que el artículo V del Tratado de Seguridad Mutua se aplica sobre Senkaku, ante las continuadas irrupciones de navíos chinos en aguas próximas a estas islas, que están bajo control nipón aunque China y Taiwán reclaman su soberanía sobre la zona.

Dicho tratado entre EE.UU. y Japón consagra la defensa mutua ante un ataque armado.

Kishida le expresó a Biden su intención de acoger la próxima primavera una reunión del "quad", un grupo integrado por la India, Australia, Japón y EE.UU. reavivado por Biden en el marco de la disputa con China en la región, a la que el presidente estadounidense aceptó asistir.

Respecto a Corea del Norte, el funcionario destacó que Biden ha dejado claro que Washington trabajará de cerca con Corea del Sur y Japón sobre los pasos futuros a tomar para disuadir a Pionyang de nuevas provocaciones, entre las que figura el reciente lanzamiento de misiles balísticos.

Asimismo, el funcionario estadounidense explicó que hubo sintonía entre ambos responsables políticos en lo que se refiere a "los desafíos rusos" frente a Ucrania.

Otro de los temas que analizaron fue los lazos económicos y, en ese sentido, anunciaron la inauguración de un foro, bautizado como "Dos más dos" y que contará con la participación de los titulares de Exteriores y de Comercio, que se centrará en sectores como el tecnológico y las cadenas de suministro.

Biden y Kishida están de acuerdo en que "la colaboración estrecha entre Japón y EE.UU. va a ser esencial", dijo el funcionario, quien agregó que esta cooperación abarca desde los semiconductores y la energía, pasando por el cambio climático.