EFEBruselas

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, condicionó hoy una extensión corta de las negociaciones sobre el "brexit" a que la Cámara de los Comunes británica ratifique la semana próxima el acuerdo de retirada cerrado entre Londres y Bruselas, y que ya ha rechazado dos veces.

"A la luz de las consultas que he tenido los días pasados (con líderes de la Unión Europea), creo que una extensión corta será posible, pero estará condicionada a un voto positivo del acuerdo de retirada en la Cámara de los Comunes", dijo Tusk en una declaración ante la prensa tras hablar por teléfono con la "premier" británica, Theresa May.

Añadió, por tanto, que la duración de esa prolongación "sigue abierta", a pesar de que May solicitó hoy en una carta al propio Tusk retrasar el "brexit" hasta el 30 de junio de este año.

"La propuesta de la primera ministra May del 30 de junio, que tiene sus aspectos positivos, crea una serie de interrogantes de naturaleza legal y política. Los líderes discutirán esto mañana", indicó el político polaco, en referencia a la cumbre de la UE que comienza el jueves en Bruselas.

Después de que la Cámara de los Comunes votara el jueves pasado a favor de posponer la salida del Reino Unido, la primera ministra británica solicitó este miércoles la prórroga.

Los líderes de los veintisiete países que seguirán en la UE tras la salida británica, que deben dar luz verde a ese retraso por unanimidad o rechazarlo, tienen previsto analizar esa cuestión en la reunión que comienza mañana en la capital belga.

La fecha propuesta por May resulta problemática si el Reino Unido, como ha adelantado ella misma, decide no celebrar comicios al Parlamento Europeo, que tendrán lugar entre el 23 y el 26 de mayo en el resto de Estados miembros.

Según las normas comunitarias, todos los países miembros de la UE están obligados a organizar la votación al Parlamento Europeo en su territorio y si se diera luz verde a una prórroga hasta el 30 de junio, el Reino Unido estaría violando la legislación si no celebra elecciones, a pesar de que el 2 de julio, cuando se constituye la próxima Eurocámara, ya no pertenecería a la UE.

En la carta que May envió hoy a Tusk, también pedía que en la cumbre europea de mañana se aprueben los documentos que pactaron la Comisión Europea y el Gobierno del Reino Unido el 11 de marzo en Estrasburgo, que incluían garantías adicionales sobre la salvaguarda irlandesa contenida en el pacto de salida.

"En lo relativo a la aprobación del acuerdo de Estrasburgo, creo que es posible y, desde mi punto de vista, no crea riesgos, sobre todo, si ayuda al proceso de ratificación en el Reino Unido", señaló Tusk.

También dijo que "en este momento" no prevé una cumbre extraordinaria la semana que viene para dar luz verde al retraso del "brexit".

"Si los líderes aprueban mis recomendaciones y hay un voto positivo en la Cámara de los Comunes la semana que viene, podemos finalizar y formalizar la decisión sobre la extensión por procedimiento escrito. Sin embargo, si hay tal necesidad, no dudaré en invitar a los miembros del Consejo Europeo para una reunión en Bruselas la semana próxima", comentó.

Fuentes diplomáticas tampoco quisieron dar por sentado este miércoles que mañana se vaya a tomar una decisión definitiva sobre el retraso del "brexit" y añadieron que nadie se siente "obligado" a conceder la prórroga.

En cuanto al debate sobre la duración de un posible retraso, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió hoy en una conversación telefónica con May de que si la extensión se prolonga más allá de la celebración de las elecciones a la Eurocámara, el Reino Unido deberá elegir eurodiputados.

"El presidente (de la CE) advirtió claramente a la primera ministra en contra de incluir una fecha para la extensión que sea posterior a la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo", dijo el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, durante una rueda de prensa.

"La retirada debe haberse completado antes del 23 de mayo. De lo contrario, corremos el riesgo de tener dificultades institucionales e incertidumbre legal (...). Las elecciones europeas se deben celebrar si la fecha de la extensión va más allá del 23 de mayo", subrayó.

Fuentes diplomáticas recordaron que esa es la posición de los servicios jurídicos del Ejecutivo comunitario, mientras que los del Consejo consideran que si el Reino Unido abandona la UE antes de la constitución de la nueva Eurocámara no está obligado a organizar comicios.

Más allá del "brexit", los líderes del club comunitario abordarán el jueves las relaciones con China.