EFEEl Cairo

Al menos 25 personas murieron o resultaron heridas hoy en una nueva escalada de violencia entre las tropas del régimen sirio y fuerzas kurdas en la ciudad de Al Hasaka, en el noreste de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG explicó que entre esas víctimas figuran diez menores de edad y dos mujeres.

El Observatorio señaló que la aviación siria, que bombardeó hoy por primera vez las posiciones de las fuerzas kurdas en Al Hasaka, atacó zonas que se encuentran bajo control kurdo en el norte y el noroeste de la urbe.

Asimismo, las fuerzas del régimen, apoyadas por la milicia progubernamental Defensa Nacional, atacaron otra vez con artillería el barrio de Tal Hayar y otras zonas cercanas en el norte de la ciudad, mientras se reanudaron los enfrentamientos de forma más intensa entre las fuerzas kurdas y las tropas del régimen.

Por su parte, un periodista local informó a Efe de la muerte de treinta personas desde el estallido de esas hostilidades, entre ellas 25 soldados sirios, cuatro combatientes kurdos y una mujer civil.

La tensión estalló entre las fuerzas de seguridad kurdosirias Asayish y la Defensa Nacional hace dos días tras la detención por parte de la milicia progubernamental de civiles kurdos que provocaron choques esporádicos.

Hoy mismo, la Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo), principal milicia kurdosiria, acusaron al Gobierno de Damasco de atacar sus posiciones en la ciudad de Al Hasaka para "frustrar" su campaña contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en otras partes del país.

Los kurdos sirios, que suponen el 9 por ciento de la población del país, declararon en enero de 2014 tres enclaves autónomos, el de Afrín y el de Kobani, en el norte, y el de Al Yazira, en la provincia de Al Hasaka.

En octubre de 2015 también proclamaron la autonomía de Tel Abiad, localidad estratégica fronteriza con Turquía.