EFEAlhucemas (Marruecos)

La bandera de la República del Rif, el estado proclamado por Abdelkrim el Jatabi entre 1921 y 1926 en el norte de Marruecos, está entrando clandestinamente en el país y se ha convertido en un símbolo identitario en las protestas que estallaron hace siete meses para reivindicar demandas sociales.

La enseña creada por Abdelkrim es roja y tiene en el centro un rombo blanco que contiene la media luna verde y una estrella de seis puntas. El único ejemplar original de aquella época se conserva en el Museo del Ejército en la ciudad española de Toledo.

En los últimos meses, esta bandera ha tomado las calles de Alhucemas (capital del Rif) durante las protestas, en las que por cierto está totalmente ausente la bandera del estado marroquí; sin embargo, las revueltas rifeñas no revisten carácter separatista ni los manifestantes reclaman la independencia.

"La bandera rifeña representa la gloria de nuestro pueblo en el pasado, mientras que la bandera marroquí representa a la administración como herramienta de represión", dijo a Efe uno de los activistas que suelen levantar ese símbolo en las protestas de Alhucemas.

El activista se muestra evasivo sobre cómo consiguió la bandera, ya que ni en Alhucemas ni en ningún lugar de Marruecos es posible comprarla. "Me la regalaron". ¿Y de dónde llegó? "Del extranjero, creo", añade.

Distintos activistas consultados por Efe han asegurado que la bandera se fabrica en Holanda, donde la comunidad rifeña es numerosa, y luego es transportada clandestinamente a Marruecos por los hijos de la diáspora. Solo sale de su escondite para las manifestaciones. Nadie sabe si se vende o se regala.

La bandera rifeña no está específicamente prohibida, y la policía marroquí se ha mostrado en general tolerante con su uso, pero el pasado miércoles una manifestación en Rabat fue dispersada cuando un activista la sacó.

Un responsable policial dijo a un medio local que era "inadmisible que tal símbolo sea levantado enfrente del Parlamento" de la nación. El medio calificaba la bandera como "símbolo separatista".

El uso político de este símbolo rifeño en las calles comenzó en una marcha celebrada en 2012 y el momento más simbólico fue cuando, en marzo de ese año, varios activistas rifeños colocaron la enseña encima de los restos de la denominada "Comandancia de la República del Rif" en Axdir, lo que fue el cuartel general de Abdelkrim.

Curiosamente, esa bandera no tuvo un uso "institucional" durante la República del Rif proclamada por Abdelkrim, afirma desde Madrid la investigadora española María Rosa de Madariaga, una de las mayores expertas en la historia del Rif, contactada por Efe.

Madariaga cree que la creación de esa bandera tuvo más que ver con un "efecto exterior", es decir, con la voluntad de Abdelkrim de que su República fuera admitida en la Sociedad De Naciones y estuviera para ello dotada de elementos de soberanía, como bandera, moneda y ejército.

Tampoco la moneda (el "riffan") pasó de un símbolo, y la peseta española del Protectorado siguió circulando en el Rif independiente, recalca Madariaga.

La bandera original que se conserva en Toledo tiene además unas letras doradas con el lema religioso "No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta", la profesión de fe en el islam.

Lo cierto es que la bandera de aquella efímera república, sin el lema religioso, ha cobrado nueva vida un siglo después, en unas manifestaciones donde comparte espacio con los retratos de Abdelkrim y la bandera bereber (tres barras horizontales: azul, verde y amarillo) común a todo el norte de África.

También los rifeños del exterior han comenzado a usar esa bandera en Holanda o en España en sus recientes concentraciones de apoyo a sus paisanos.

Madariaga recalca que el descontento de los rifeños "viene de muy antiguo, de sentirse marginados y tratados como ciudadanos de segunda clase", y concluye: "Es sintomático que ese descontento se manifieste hoy con símbolos identitarios de la época de Abdelkrim".

Mohamed Siali