EFEBruselas

La Comisión Europea (CE) confirmó este jueves que celebrará la próxima semana la primera ronda del Consejo de Comercio y Tecnología con Estados Unidos tras haberse especulado con su suspensión por el anuncio de una nueva alianza de defensa de ese país que excluye a la Unión Europea.

"La Comisión confirma que el Consejo de Comercio y Tecnología (TTC, por sus siglas en inglés) tendrá lugar en Pittsburgh (Pensilvania, EEUU) la próxima semana", indicó en Twitter la portavoz comunitaria de Comercio, Miriam García Ferrer.

Por su parte, los vicepresidentes ejecutivos de la CE Valdis Dombrovskis -encargado de Comercio- y Margrethe Vestager -Competencia-, anunciaron en la misma red social que participarán en el encuentro de Pittsburgh junto al los secretarios de Estado, Antony Blinken, y de Comercio, Gina Raimondo, y la representante de Comercio de EEUU, Katherine Tai.

“Las alianzas estratégicas consisten en dar forma a enfoques comunes y también en superar dificultades”, subrayaron Dombrovskis y Vestager en sendos tuits.

El pasado martes, la CE afirmó que iba a "analizar" el impacto que la alianza en defensa suscrita por Estados Unidos, Australia y el Reino Unido (AUKUS) podía tener en su negociación comercial con Washington, más en concreto en la fecha de esa primera reunión, que finalmente se mantendrá el 29 de septiembre.

El anuncio el pasado jueves de esa nueva alianza, que implicó la cancelación por parte de Australia de un millonario contrato con Francia para que este país le suministrara submarinos en favor de un nuevo pedido de sumergibles nucleares a EEUU, pilló por sorpresa a la UE.

Tras haber manifestado los Estados miembros solidaridad con París, que considera la anulación del contrato de los submarinos un "asunto europeo", la UE cuestionó el mantenimiento del programa de negociaciones previsto con Estados Unidos hasta hoy.

La portavoz García Ferrer explicó que el TTC abordará en esta primera sesión asuntos “a corto plazo” relacionados con semiconductores, componentes cuya escasez mundial dificulta la fabricación de chips necesarios en cada vez más productos conectados.

Agregó que, las una discusión “en profundidad” durante la cumbre de líderes de la UE prevista en Bruselas en octubre, comenzarán las conversaciones en los grupos de trabajo del TTC sobre los problemas estratégicos relacionados con los semiconductores a medio y largo plazo, de cara a preparar la próxima ronda del Consejo de Comercio y Tecnología que tendrá lugar en Europa.

También avanzó que el resultado del TTC de la próxima semana será una declaración conjunta y que no está prevista la celebración de una rueda de prensa.

El TTC fue una de las conclusiones a las que llegaron la UE y EEUU durante su cumbre bilateral de junio en Bruselas, oficializado por el presidente estadounidense, Joe Biden, y la de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Está previsto que la negociación en el seno del TTC la aborden diez grupos de trabajo centrados en cooperación en materia de normas tecnológicas, los retos del comercio mundial y la seguridad de la cadena de suministro, el clima y la tecnología verde.

También la seguridad y la competitividad de las tecnologías de la información y la comunicación, la gobernanza de los datos o las plataformas tecnológicas.

El anuncio de la alianza AUKUS también ha motivado que la UE reflexione sobre su impacto en el calendario de las negociaciones de un acuerdo de libre comercio con Australia, cuya próxima ronda se programó en principio para octubre.