EFESaná/Riad

La coalición militar liderada por Arabia Saudí lanzó la madrugada de este miércoles doce bombardeos, entre ellos cinco contra el aeropuerto de la capital Saná, en medio de una escalada después de que los hutíes atacaran Emiratos Árabes Unidos (EAU), informó la agencia de noticias oficial yemení Saba, controlada por los rebeldes.

"Una fuente de seguridad aseguró a la agencia de noticias yemení Saba que los aviones de combate atacaron el Aeropuerto Internacional de Saná y sus alrededores con cinco incursiones", según la fuente, que no dio detalles sobre víctimas.

La agencia agregó que los aviones de la alianza de países suníes lanzaron otros tres ataques contra la Academia Suprema, situada en la calle de Al Matar (aeropuerto) en el distrito de Al Zawra, lo que provocó "graves daños en casas de ciudadanos, así como propiedades públicas", además de otros cuatro el área de Atan, en el distrito Al Sabeen, situado en la capital.

Por su parte, la agencia oficial de noticias saudí SPA informó de que la coalición efectuó nuevos ataques aéreos contra "bastiones y campamentos de la milicia hutí en Saná" e indicó que "seguirá con las operaciones para responder a cualquier amenaza contra los civiles y las instalaciones civiles", sin aportar más detalles.

Hace dos días, la coalición cometió la acción más mortífera en Saná desde 2017, con el lanzamiento de bombardeos que dejaron catorce muertos, entre ellos cinco civiles, y once heridos, según fuentes oficiales.

EAU sufrió el pasado lunes dos inusuales ataques con drones contra el Aeropuerto Internacional de Abu Dabi y la zona industrial cercana de Mussafah, donde los aparatos causaron un incendio y una explosión en depósitos de combustible, lo que causó la muerte de tres trabajadores.

Los hutíes, que están respaldados por Irán, habían amenazado días antes con tomar represalias contra el país por respaldar a una fuerza paramilitar en la guerra del Yemen que consiguió arrebatar a los insurgentes una estratégica provincia, en la que se considera una de las mayores conquistas del bando gubernamental en los últimos años.

Tras los ataques en Abu Dabi, el Ministerio de Exteriores emiratí expresó en un comunicado su condena y señaló que EAU, principal miembro de la coalición árabe junto a Riad, "se reserva el derecho a responder a estos ataques terroristas y esta siniestra escalada criminal" cometida "al margen de las leyes internacionales y humanitarias".

La coalición, de la que Emiratos es miembro, precisó que esta campaña de bombardeos tiene como objetivo "a líderes terroristas al norte de la capital" yemení.