EFELeópolis (Ucrania)

Al menos 85 niños han fallecido y un centenar han resultado heridos en Ucrania desde que empezó la invasión del país ordenada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, el pasado 24 de febrero, informó hoy la oficina del Fiscal General ucraniano.

"Como resultado de la agresión armada de la Federación Rusa, hasta la mañana del 13 de marzo, 85 niños fueron asesinados y casi 100 más resultaron heridos en Ucrania", señala la Fiscalía en su mensaje que recoge la agencia ucraniana Ukrinform.

La mayoría de las víctimas se produjeron en las áreas de Kiev, Jarkov, Donetsk, Sumy, Jersón y Mikolaiv, y en las región de Zitomir”, todas ellas en el norte, este y sur del país.

Los bombardeos de las tropas rusas ya han dañado 369 instituciones educativas, 57 de las cuales fueron completamente destruidas.

El mayor número de destrucciones se ha documentado en la región prorrusa de Donetsk (este), con 119 instituciones educativas.

En la región de Mikolaiv (sur): 30, en Sumy (noreste): 28, en la región de Kiev (norte): 28 y en la región de Jersón (sur): 21, mientras en la misma capital ucraniana se han visto afectadas 17.

“Solo el 12 de marzo de 2022, 11 instituciones educativas en la región de Mikolaiv sufrieron daños. Además, fueron bombardeados 11 establecimientos de salud y 3 centros de rehabilitación, incluso para niños con discapacidades", precisa la Fiscalía.

La institución añade que estas cifras, que no pueden ser contrastadas por una fuente independiente, no son definitivas, dadas las dificultades de las autoridades ucranianas para inspeccionar los lugares atacados.