EFENaciones Unidas

El secretario general de la ONU, António Guterres, lamentó este martes el fallecimiento del emir de Kuwait, Sabah al Ahmad al Sabah, al que destacó como un "mensajero de la paz" por su papel de mediador en el golfo Pérsico y el mundo árabe.

"El emir de Kuwait era un extraordinario símbolo de sabiduría y generosidad, un mensajero de la paz, un constructor de puentes", destacó Guterres durante una conferencia de prensa, poco después de que se conociese la muerte del líder de 91 años.

El jefe de Naciones Unidas destacó el trabajo llevado a cabo por Al Sabah durante muchos años en la respuesta a situaciones de crisis y aseguró que "millones de personas" salvaron sus vidas por la ayuda que impulsó ante conflictos o desastres naturales.

"Siempre estaba en la primera línea para movilizar a la comunidad internacional en actos de solidaridad con aquellos que lo necesitaban", recordó Guterres.

El emir kuwaití falleció a los 91 años de edad en Estados Unidos, país al que viajó en julio para recibir tratamiento médico tras haberse sometido a una operación en su país, anunció la Corte Real.

Al Sabah (1929-2020) subió al trono en enero de 2006 y trajo cierta apertura a Kuwait a la vez que se erigía en mediador en varias crisis en el Golfo, pero falleció sin poder resolver el cisma entre sus vecinos Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, por un lado, y Catar por otro.

Tras su muerte, su hermanastro Nawaf al Ahmad al Jaber al Sabah fue nombrado este martes emir de Kuwait por el Gobierno.

Nawaf era el viceemir y príncipe heredero desde que Al Sabah ascendió al trono en 2006, y asumió algunas de las funciones del difunto monarca cuando éste se sometió a una operación en el reino y posteriormente viajó a Estados Unidos para tratarse.