EFENaciones Unidas

El Consejo de Seguridad de la ONU instó hoy a las partes del conflicto en Yemen para que busquen un alto el fuego y se comprometan a un proceso que termine con las hostilidades.

En un comunicado aprobado hoy al final de una reunión sobre Oriente Medio, el máximo órgano de decisiones expresó también su preocupación por el deterioro de la crisis humanitaria que se vive en ese país árabe por una guerra que estalló hace un año.

La situación en Yemen fue analizada el miércoles por el Consejo de Seguridad, y en esa reunión el mediador de la ONU, Ismail Uld Sheij Ahmed, dijo que las "divisiones profundas" entre las partes del conflicto impedían una nueva ronda de negociaciones de paz.

Ese diálogo tenía que ser la continuación del que se llevó a cabo en Ginebra del 15 al 20 de diciembre pasado.

Yemen vive en plena guerra desde que en marzo de 2015 una coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, inició una gran campaña de bombardeos contra los rebeldes hutíes, que siguen controlando buena parte del país tras la ofensiva que habían lanzado meses antes y que forzó a huir al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

Según recordó el mediador, más de 6.000 yemeníes han perdido la vida desde marzo de 2015 y hay más de 35.000 han resultado heridos.

En su comunicado de hoy, el Consejo de Seguridad pidió a las partes en el conflicto que retomen las conversaciones de paz, con el fin de "persistir en el progreso que se ha alcanzado hasta ahora para terminar el conflicto".

En ese sentido, los miembros del consejo pidieron a todas las partes que acepten participar en un diálogo político de buena fe y sin condiciones previas.