EFENaciones Unidas

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy una resolución que respalda al nuevo presidente de Gambia, Adama Barrow, y que apoya las gestiones de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) para lograr que el mandatario saliente, Yahya Jammeh, entregue el poder.

El texto, impulsado por Senegal, fue adoptado por unanimidad apenas una hora después de que Barrow jurara su cargo como presidente en la embajada de su país en Dakar, mientras en Banjul su rival seguía negándose a dejar el puesto.

El Consejo reiteró su llamamiento a Jammeh para que transfiera el poder hoy mismo y expresó su "total apoyo" a las acciones de la CEDEAO, aunque sin hacer referencia específica a la posibilidad de una intervención militar para forzar la salida del hasta ahora presidente.

El párrafo clave del texto, que fue modificado ligeramente en las últimas horas, respalda el "compromiso de la CEDEAO para asegurar, primero por medios políticos, el respeto de los deseos del pueblo de Gambia, como se expresó en los resultados de las elecciones del 1 de diciembre".

La organización regional, que agrupa a quince países de la zona y que ha tratado de mediar en la crisis, tiene desplegados efectivos de Nigeria, Ghana, Mali, Togo y Senegal en la frontera gambiana, listos para intervenir en caso de que finalmente Jammeh no entregue la presidencia.

La resolución no hace mención concreta a esa posible acción armada, pero llama a todos los países de la zona y a las organizaciones regionales a "cooperar con el presidente Barrow en sus esfuerzos para lograr la transferencia del poder".

En ese sentido, los representantes de varios Estados miembros dijeron hoy a los periodistas que la intervención militar de la CEDEAO sería perfectamente legal si Barrow la solicita, dado que es ahora el jefe de Estado.

Pese a todo, los miembros del Consejo de Seguridad confiaron en que la crisis pueda aún resolverse por vía diplomática y pidieron a todas las partes, dentro y fuera de Gambia, "ejercer moderación, respetar el Estado de derecho y asegurar una transición pacífica".

En concreto, urgieron a las fuerzas armadas y de seguridad gambianas a mostrar la "máxima moderación" y les recordaron su "obligación" de estar al servicio "de las autoridades elegidas democráticamente".

Desde Dakar, Barrow pidió hoy al Ejército que le muestre lealtad y no ofrezca resistencia ante una posible intervención militar para desalojar a Jammeh.

Barrow ganó las elecciones generales celebradas el pasado 1 de diciembre con el 43 por ciento de los votos, pero Jammeh, que ha gobernado el país durante 22 años, declaró hace dos días el estado de emergencia para impedir su investidura.