EFENaciones Unidas

Altos funcionarios de la ONU han contactado con las autoridades de Arabia Saudí para expresar su preocupación por la suerte del periodista Jamal Khashoggi, que desapareció el pasado día 2 tras entrar en el consulado saudí en Estambul, según dijo hoy la organización.

Naciones Unidas, además, ha pedido a Riad su plena cooperación en las investigaciones en curso, explicó durante su rueda de prensa diaria el portavoz Stéphane Dujarric.

Según añadió, representantes de la ONU también han hablado del caso con funcionarios turcos.

Dujarric subrayó que Naciones Unidas no tiene ninguna información propia y dijo que simplemente se ha limitado a trasladar su preocupación y pedir apoyo a las investigaciones.

Khashoggi, antiguamente cercano a la monarquía saudí, se distanció de ella el verano pasado, cuando el actual príncipe heredero, Mohamed bin Salman, ascendió a posiciones de poder.

El pasado día 2, el periodista entró al consulado saudí en Estambul para recoger unos documentos que necesitaba para poder casarse con su novia turca, que se quedó esperando fuera del edificio.

Desde entonces, no se tiene noticia de su paradero y varios amigos y compañeros de profesión de Khashoggi aseguran que el periodista fue asesinado y descuartizado dentro del consulado.

Las autoridades turcas están investigando el caso y la Policía ha recibido ya el visto bueno de Arabia Saudí para registrar la legación diplomática, una operación que aún no ha tenido lugar.

Además, la Policía de Turquía investiga la llegada y corta estancia en Estambul de un equipo de agentes de Arabia Saudí el mismo día que desapareció el periodista.