EFEBruselas

La oposición democrática de Bielorrusia, liderada por Svetlana Tijanóvskaya, obtuvo este jueves el premio Sájarov a la libertad de conciencia, lo que supone la tercera vez en dieciséis años que la oposición en diferentes formatos al gobierno de Alexandr Lukashenko se lleva este galardón de la Eurocámara.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), David Sassoli, señaló al anunciar el fallo que la oposición, encarnada por el Consejo de Coordinación, "demuestra día a día que son la personificación de la libertad de pensamiento y expresión que reconoce y premia el Sájarov", y les transmitió que la Eurocámara "está de su lado".

El Sájarov es la más reciente demostración del apoyo europeo a la oposición y al pueblo bielorrusos tras las elecciones presidenciales del pasado mes de agosto, en las que Lukashenko se alzó con la victoria con el 80 % de los votos pero que han sido tildadas de fraudulentas por la comunidad internacional.

La Unión Europea no reconoce estos resultados y acordó el pasado 12 de octubre ampliar su lista de sancionados en este país -por el fraude electoral y la posterior represión de manifestantes pacíficos- para incluir al propio Lukashenko, unas medidas restrictivas que se están preparando y suelen consistir en la congelación de activos y en la prohibición de viaje a la UE.

En los 32 años de historia de este premio, la oposición a Lukashenko se ha llevado el galardón en otras dos ocasiones: la Asociación Bielorrusa de Periodistas (2004) por su apoyo a los reporteros implicados en los numerosos procesos judiciales en este país y el líder opositor Aleksandr Milinkevich (2006), que en 2001 dirigió la campaña electoral del partido que entonces catalizaba la oposición a Lukashenko.

En la edición de este año, la oposición democrática de Bielorrusia está representada por el llamado Consejo de Coordinación, establecido por Svetlana Tijanóvskaya el 18 de agosto, nueve días después de las elecciones presidenciales.

También pertenecen a esta entidad personalidades como la premio Nobel de Literatura Svetlana Alexievich; la dirigente opositora y música María Kolésnikova; el bloguero y cónyuge de Tijanóvskaya, Serguéi Tijanovski; el fundador del Centro de Derechos Humanos Viasna, Ales Bialiatski; o el opositor y candidato a las presidenciales de 2010 Nikolai Statkevich, condenado por la justicia bielorrusa.

Miles de personas llevan once semanas saliendo a las calles para protestar contra el recuento electoral de las autoridades, unas manifestaciones a las que el gobierno de Lukashenko ha respondido con violencia, detenciones y represión, pese a la unánime condena de la comunidad internacional.

"Las protestas multitudinarias que están teniendo lugar en las calles de Bielorrusia han conmovido al mundo en las últimas once semanas. A la vez que crece nuestra admiración por el pueblo bielorruso, también nos enfurecen las cada vez más violentas repercusiones por parte de Lukashenko", dijo Sassoli ante el pleno de la Eurocámara.

La candidatura de la oposición bielorrusa obtuvo el apoyo de los grupos del Partido Popular Europeo, la Alianza de Socialistas y Demócratas, Renovar Europa (liberales) y los Conservadores y Reformistas Europeos.

La ceremonia de entrega del premio se celebra tradicionalmente en la última sesión plenaria del año de la Eurocámara, a mediados de diciembre en Estrasburgo (Francia), pero su celebración este año está en duda por el empeoramiento de la pandemia de coronavirus en Europa.

En esta edición, resultaron finalistas la ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016, y los activistas de Guapinol (Honduras), encarcelados por participar en una protesta pacífica contra una empresa minera, así como el arzobispo de Mosul (Irak).

Es el segundo año consecutivo que un movimiento ambientalista en Sudamérica se queda a las puertas de obtener el premio Sájarov, después de que el año pasado fuesen finalistas tres activistas medioambientales brasileños, incluida Marielle Franco, que fue asesinada en 2018.

El Parlamento Europeo concede desde 1988 el premio Sájarov, un galardón nombrado en honor al físico soviético y disidente político Andréi Sájarov, que reconoce a individuos y organizaciones excepcionales en su defensa de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Dotado con 50.000 euros, desde entonces lo han recibido personalidades como el líder sudafricano Nelson Mandela, la joven activista paquistaní Malala Yousafzai, la plataforma española ¡Basta Ya! y opositores al régimen cubano como las Damas de Blanco o Guillermo Fariñas.

En la edición de 2019, el galardó recayó en el activista por los derechos de los uigures en China Ilham Tohti, un profesor universitario condenado en 2014 a cadena perpetua por defender a esta minoría musulmana en el país asiático.

Laura Zornoza