EFEBruselas

Los ministros de Defensa de la OTAN acordaron hoy proporcionar más ayuda a Ucrania para que haga frente mejor a estrategias de guerra híbrida y a la lucha contra artefactos explosivos.

"Los ministros aprobaron un paquete integral de asistencia para Ucrania que aúna todos los aspectos de nuestro apoyo y que proporcionará asesoramiento y asistencia", anunció el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa tras participar en una reunión ministerial de la Comisión OTAN-Ucrania.

Stoltenberg indicó que el objetivo es "ayudar a Ucrania a establecer estructuras de defensa y seguridad más eficientes y a reforzar el control civil sobre ellas".

El político noruego recordó que la OTAN ya está llevando a cabo proyectos a través de los fondos fiduciarios diseñados para Ucrania en comando y control, logística, ciberdefensa y rehabilitación de soldados heridos, a los que ahora se unirá la lucha contra la guerra híbrida y los artefactos explosivos.

"Ucrania tiene planes ambiciosos de reformar su sector de la seguridad y la defensa", recordó Stoltenberg, quien también destacó lo "difícil" que es modernizar las fuerzas ucranianas "mientras están en conflicto" en el país.

Stoltenberg indicó que este nuevo paquete de ayuda será ratificado formalmente en la cumbre de la OTAN del 8 y 9 de julio en Varsovia, cuando los líderes aliados se reunirán también con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, lo que dará "una señal clara" del respaldo de la Alianza a este país.

"En respuesta a las acciones de Rusia, la OTAN ha incrementado su apoyo a Ucrania sin precedentes desde 2015", recordó, y apuntó que la situación en el este del país "sigue siendo motivo de preocupación", ya que "sigue habiendo cada día violaciones del alto el fuego y se dificulta el trabajo de los observadores de la OSCE" (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa).

El secretario general aliado consideró "urgente" la aplicación completa de los acuerdos de paz de Minsk en el este ucraniano, ya que "no vemos otra alternativa" y es "la mejor base para una solución negociada pacífica al conflicto".

"Rusia sigue apoyando a los separatistas, con materiales y equipos y con asesoramiento y asistencia", dijo.

"¿Cómo podemos hablar de alto el fuego cuando se viola 50 o más veces al día? ¿Cómo podemos querer decir eso cuanto tenemos heridos y pérdidas de vidas cada día?", se preguntó por su parte el ministro ucraniano de Defensa, Stepán Poltorak, en otra rueda de prensa.

Poltorak culpó de esas violaciones de los acuerdos de Minsk a "formaciones terroristas apoyadas y formadas por Rusia", que actúan "no solo en la línea de contacto" y "utilizan armas prohibidas".

"El alto el fuego no existe", zanjó.

Stoltenberg elogió los esfuerzos de las autoridades ucranianas por llevar a cabo reformas, pero consideró que "aún hay mucho camino por recorrer".

Preguntado por la posibilidad de que la OTAN entregue armas a Ucrania, recalcó que la organización "no vende armas, no procesa armas, no estamos en posición de suministrarlas a Ucrania porque no las poseemos".

"Los aliados puede ser que se comprometan con Ucrania", dijo, sin entrar en "actividades bilaterales", y añadió que "Ucrania es una nación soberana y puede comprar armas si quiere", pero no a la OTAN "porque no posee armas".

Stoltenberg también se refirió a los ejercicios militares que realiza Rusia sin previo aviso y consideró que "minan la transparencia".