EFEMoscú

La posición de la Unión Europea respecto al diálogo con Moscú en "inconsecuente" y "por momentos incomprensible", declaró hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en referencia al rechazo europeo a la cumbre con el presidente ruso, Vladímir Putin, propuesta por Alemania y Francia.

"La posición de los europeos es plural, no muy consecuente, por momentos incomprensible, y seguramente los europeos deberán todavía recorrer determinado camino para formular definitivamente su posición", aseveró el representante de la Presidencia rusa en su rueda de prensa diaria.

Una posición que Peskov contrapuso a la de Putin, que calificó de "extremadamente clara y consecuente".

Los líderes de la UE no consiguieron hoy acordar el formato del diálogo que quieren impulsar con Rusia en asuntos de interés, que por el momento no llegará al nivel de cumbres, mientras alertaron de la posibilidad de más sanciones si Moscú sigue retando a los europeos o sus vecinos.

Los líderes mantuvieron un debate en profundidad sobre las relaciones con Rusia, muy perjudicadas desde 2014 por la implicación de Moscú en el conflicto separatista en el Este de Ucrania y la anexión de Crimea y Sebastopol.

En las conclusiones que aprobaron, tras varias horas de reunión, pidieron a Moscú una actitud "más constructiva" y "compromiso político", así como que detenga las acciones contra la UE y sus Estados miembros y países terceros.

Peskov observó que, a la hora de establecer un diálogo, "lo ideal es avanzar al encuentro, debe existir una voluntad política de ambas partes", y lamentó que los países del Báltico y Polonia se opusieran a la propuesta de Berlín y París.

"En general, el presidente Putin ha estado y continúa estando interesado en el establecimiento de relaciones de trabajo entre Moscú y Bruselas. La posición conceptual del presidente Putin, que radica en nuestra disposición a avanzar hacia el diálogo todo lo lejos que esté de acuerdo la otra parte se mantiene vigente", dijo.

Señaló que los mismos países que hablan bastante a menudo "sin fundamentos" sobre la amenaza rusa "hacen todo lo posible para emplazar en sus territorios a militares de la OTAN o extranjeros", hecho que calificó de "un peligro mayor", al que suman la negativa al diálogo.

"Desde nuestro punto de vista esta posición es ilógica y además, falta en vistas al futuro", puntualizó, e incidió que Rusia no emplaza militares en terceros países, mientras que "fuerzas armadas extranjeras se emplazan justo junto a nuestras fronteras, con lo que nos obligan a tomar medidas para defendernos".

Peskov observó que "esto no fortalece la seguridad en el continente, sino que, al contrario, incrementa la tensión".