EFERoma

La ultraderechista Liga, de Matteo Salvini, y sus socios de coalición, la ultranacionalista Hermanos de Italia y el conservador Forza Italia, protestan hoy en Italia contra la gestión del Gobierno en una serie de manifestaciones, a pesar de que están prohibidas las aglomeraciones por la crisis del coronavirus.

Lo hacen en una jornada en la que el país conmemora su Día de la República, cuando en 1946 los italianos eligieron su forma institucional de Estado.

Salvini, la líder de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, y el vicepresidente de Forza Italia, Antonio Tajani, en sustitución de Silvio Berlusconi -líder del partido- participaron hoy en Roma en una especie de "flashmob" al que asistieron cientos de personas, que no respetaron la distancia mínima de seguridad exigida por el Gobierno para evitar los contagios, mientras el país trata de controlar la pandemia.

Salvini y Meloni acudieron con mascarillas con la bandera de Italia y Tajani lo hizo con una negra. Comenzaron su paseo en la plaza romana del Popolo y recorrieron la céntrica calle comercial del Corso, mientras cientos de personas portaban detrás de ellos una gran bandera italiana.

"No es un día de los partidos, es un día del pueblo, en el que queremos escuchar las propuestas de la gente", ha afirmado el líder de la Liga, Matteo Salvini.

La líder de Hermanos de Italia había señalado en los últimos días que sería un acto que respetaría los protocolos de seguridad.

"En estas últimas horas he explicado a los ciudadanos que no es necesario salir a la calle y que nos pueden seguir por las redes sociales, ayudándonos a difundir las imágenes de las manifestaciones", ha dicho Meloni en una entrevista que publica hoy el diario "Repubblica".

Pero la realidad ha sido muy distinta, pues además de las aglomeraciones y la imposibilidad de guardar distancia han sido frecuentes las fotos, especialmente de Salvini con sus votantes, sin mascarillas ni guantes.

Además de la concentración organizada en Roma, los tres partidos han llamado a sus simpatizantes a protestar contra la gestión del Ejecutivo de Giuseppe Conte en un centenar de plazas del país, entre ellas la del Duomo de Milán, capital de Lombardía (norte), la región más castigada por la emergencia.

Las protestas tienen lugar en un día en el que el presidente de la República, Sergio Mattarella, ha llamado a la unidad de las fuerzas políticas para que dejen a un lado la confrontación y superen juntos el impacto económico de la crisis del coronavirus.

El coronavirus ha dejado por ahora 33.475 fallecidos y 233.197 contagios totales desde que comenzó la emergencia el 21 de febrero en Italia.