EFEMoscú

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió hoy contra el suministro a Ucrania de armamento capaz de alcanzar territorio de Rusia, lo que sería una "escalada inadmisible".

"Occidente ha llamado a asestar a Rusia una derrota en el campo de batalla y para ello hay que continuar la guerra, suplir con armamento a los nacionalistas ucranianos, al régimen ucraniano, incluido armamento que pueda alcanzar la Federación Rusa", dijo Lavrov en una entrevista con el canal RT Arabic.

Lavrov subrayó que "eso es precisamente lo que exige públicamente (el presidente de Ucrania, Volodímir) Zelenski".

"Advertimos a Occidente de la manera más seria que ellos ya libran, en esencia, una guerra subsidiaria contra Rusia con las manos, cuerpos y cerebros de los neonazis ucranianos, pero que eso sería un grave paso hacia una escalada inadmisible", señaló.

Agregó: "Esperemos que las personas con sentido común en Occidente, de los que aún quedan unos pocos, entiendan esto".

Zelenski insistió esta semana en su demanda de que Occidente suministre armamento a Kiev "sin excepciones ni límites, lo suficiente para ganar".

Ucrania ha recibido los cañones estadounidenses Howitzer, que tienen un alcance de 40 kilómetros, pero Washington, según la prensa, se niega a satisfacer la petición de Kiev de enviarle lanzaderas de misiles.

Según la prensa estadounidense, EEUU teme que el Ejército utilice dicho armamento pesado contra territorio ruso.

Las lanzaderas de misiles Grad rusas hicieron estragos en las filas ucranianas durante la guerra del Donbás (2014-15).