EFEJartum

El líder militar de Sudán, Abdelfatah al Burhan, nombró hoy a 15 ministros, en sustitución de los que destituyó en el golpe de Estado de octubre, pocas horas después de reunirse con enviados estadounidenses.

Según un comunicado oficial, Al Burhan nombró a los titulares de carteras tan destacadas como Exteriores, Energía y Petróleo, Industria, Inversión y Cooperación Internacional, Telecomunicaciones, Cultura y Medios de Comunicación, después de que a principios de mes fracasara el intento de formar un nuevo ejecutivo encabezado por Adbalá Hamdok.

El nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Ali al Sadeq Ali, fue embajador de Sudán en Líbano y Grecia y había sido nombrado subsecretario de este Departamento por Al Burhan tras el golpe de Estado del 25 de octubre, pero apartado del cargo posteriormente por Hamdok.

El propio Hamdok fue arrestado durante la asonada y estuvo bajo arresto domiciliario hasta que a finales de noviembre llegó a un acuerdo con el líder militar para encabezar un nuevo gobierno civil, pero sin la presencia de algunas fuerzas políticas consideras molestas por los generales.

Sin embargo, el primer ministro no logró un consenso con las fuerzas opositoras para formar un gabinete y renunció al encargo a principios de enero, después de lo cual Al Burhan encargó ayer mismo a varios subsecretarios actuar como ministros en funciones.

Entre los subsecretarios estaban los nombrados por los exministros de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, agrupación de partidos y grupos de la sociedad civil que fue expulsada de los órganos de poder en la asonada y que se ha opuesto a pactar con los uniformados.

Desde el golpe solo se mantenían en sus puestos seis ministros pertenecientes a los grupos armados rebeldes con los que Jartum firmó un acuerdo de paz en 2020.

El Gobierno sudanés cuenta con 26 ministerios, pero aún carece de un jefe y permanecen vacías las carteras de Interior, Defensa, Educación y Justicia.

Los nombramientos de hoy llegan pocas horas después de que Al Burhan se reuniera en Jartum con la subsecretaria de Estado estadounidense para Asuntos Africanos, Molly Phee, y con el enviado especial de Washington para el Cuerno de África, David Satterfield.

Durante el encuentro, el general acordó formar "un gobierno nacional cualificado independiente encabezado por un primer ministro civil", según un comunicado del Consejo Soberano, máximo órgano de poder en Sudán y del que Al Burhan es presidente.

Asimismo, en la reunión se acordó que "las partes sudanesas entablen un diálogo nacional (...) que reúna a todas las fuerzas políticas y de la sociedad" para salir de la actual crisis, algo que la ONU está intentando mediante una iniciativa lanzada la semana pasada.