EFEKabul

Los talibanes anunciaron hoy que Jalaluddin Haqqani, líder y fundador de la red Haqqani, vinculada a este grupo insurgente y a la que Kabul acusa de algunos de los atentados más sangrientos en el país, ha muerto de una enfermedad.

"El estimado maestro Jalaluddin Haqqani ha muerto tras una larga batalla con una enfermedad", dijo en un comunicado el Consejo de Líderes de los talibanes, que no precisó el lugar ni la fecha del fallecimiento.

Se cree que debido a la enfermedad que sufría desde hace años el fundador de la red, la formación estaba siendo dirigida por su hijo Sirajuddin Haqqani, primer lugarteniente del líder talibán, el mulá Haibatullah.

"Haqqani estuvo enfermo y encamado durante los últimos años. Al tiempo que ha sufrido grandes adversidades por la religión de Alá durante su juventud y enfermedad, también enfrentó una larga dolencia durante sus últimos años con completa paciencia", afirmaron los talibanes.

Los insurgentes le recordaron como una de las más "distinguidas" personalidades yihadistas de su tiempo, una que luchó contra los soviéticos (1979-1989), y destacaron que ayudó a mantener unidos a los talibanes durante la invasión estadounidense iniciada en 2001.

La red fue creada en la década de 1980 por Jalaluddin, que ejerció de ministro durante el Gobierno talibán en Afganistán entre 1996 y 2001 y que perdió a tres de sus diez hijos en ataques de drones estadounidenses y a un cuarto en un tiroteo en Islamabad.

Incluida desde 2012 en la lista negra de organizaciones terroristas de Estados Unidos, se cree que con su cúpula escondida en el vecino Pakistán la formación ha sido responsable de algunos de los peores ataques de los últimos años en Kabul.

El Gobierno afgano culpó a la red Haqqani del atentado con un camión bomba a la entrada de la zona diplomática de la capital que en mayo de 2017 acabó con la vida de más de 150 personas.