EFEFrancia

El presidente francés, Emmanuel Macron, reiteró este sábado a su homólogo estadounidense, Donald Trump, la urgencia de frenar la ofensiva turca en el noreste de Siria "cuanto antes".

Los mandatarios mantuvieron una conversación telefónica la pasada noche sobre la intervención de Turquía en la región en la que Macron defendió la necesidad de impedir cualquier resurgimiento de Daesh (Estado Islámico) en la zona, según comunicó el Elíseo en una nota.

Macron dijo a esta ocasión que hay que "apoyar a quienes combatieron en el terreno junto a nosotros y contra los terroristas", dijo en referencia a los kurdos, así como de proteger a la población civil.

En este sentido, apuntó que la ofensiva turca debe ser frenada "cuanto antes".

Según el Elíseo, ambos países tienen preocupaciones comunes sobre la cuestión y permanecerán "estrechamente coordinados" los próximos días.

Trump, duramente criticado por su manejo de la ofensiva militar turca contra los kurdos en el norte de Siria, abandonó la pasividad inicial este viernes al pedir a su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que detenga los ataques bajo amenaza de sanciones.

Esta postura contrasta con el primer comunicado emitido el domingo pasado tras una llamada telefónica entre los dirigentes en la que la Casa Blanca anunció la retirada de las tropas de su país de Siria y, al tiempo que avisó de que tenía conocimiento de la ofensiva militar turca, advertía de que no la "apoyaría", pero que tampoco se "involucraría" en esa operación.

Esto fue interpretado como un visto bueno a la operación militar del Gobierno turco contra los kurdos, que era un plan que mantenía vivo Erdogan desde hace años y al que hasta ahora se venía oponiendo explícitamente Washington.