EfeBeirut

Miles de personas se volvieron a manifestar hoy en el Líbano para pedir la caída del Gobierno, mientras continúan los contactos políticos sin que el presidente, Michel Aoun, haya convocado a los parlamentarios a designar un primer ministro tras la dimisión de Saad Hariri.

Centenares de manifestantes, izando la bandera libanesa, se congregaron en Zeituna Bey, en el paseo marítimo beirutí, mientras que otros, con el emblema nacional, hacían esquí náutico en medio de los yates de la elite libanesa para resaltar la corrupción y la adquisición ilegal de terrenos en la costa.