EFEBruselas

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, dijo este viernes tras la cumbre europea que la financiación de las infraestructuras que se levantan para proteger las fronteras europeas y bloquear las llegadas irregulares de migrantes deben estar financiadas por la Unión Europea (UE).

“Grecia financia con sus propios medios la construcción de una valla en la frontera terrestre con Turquía, pero creo que debe haber financiación europea para este tipo de obras”, dijo Mitsotakis, quien celebró que el documento de conclusiones adoptado en la cumbre pida cambios legislativos en este sentido y muestre la determinación europea para controlar sus fronteras exteriores.

Además, el primer ministro conservador se mostró positivo y dijo que “el texto final es mejor que su versión inicial” y destacó que “se refiere claramente a Turquía y a su obligación de cumplir con sus compromisos” acordados en la declaración conjunta UE-Turquía sobre migración de 2016.

“Menciona claramente la necesidad de no instrumentalizar la migración para otros objetivos, una clara alusión a Turquía y Bielorrusia”, mientras aseguró que este último país está intentando convertir la instrumentalización de personas migrantes “en una costumbre peligrosa”, que Grecia vivió en carnes propias “cuando el año pasado enfrentamos la crisis en el río Evros”, después de que Ankara anunciase que abría las fronteras con Europa.

Sobre la tensión entre Turquía, Grecia y Chipre en el Mediterráneo oriental, el líder del Ejecutivo griego señaló que Ankara tiene que elegir entre una cooperación basada en la legislación internacional y las constantes provocaciones y aseguró que Turquía “sabe muy bien cuáles son las consecuencias” de estas opciones.

Asimismo, Mitsotakis dijo que "sería un desastre para Europa" si algunos países cierran sus fronteras y no aplican el espacio Schengen y que, precisamente, la protección de las fronteras externas de la UE es el tema "más fácil de solucionar" en la búsqueda de un consenso sobre el nuevo pacto migratorio, al que definió como "un crucigrama que no hemos podido solucionar todavía".