EFEMoscú

El líder opositor ruso Alexéi Navalni aseguró estar bien en la prisión preventiva número 3 de Kolchúgino, en la región rusa de Vladímir, a unos doscientos kilómetros al este de Moscú, donde se encuentra en cuarentena a la espera de ser trasladado a su cárcel definitiva.

"Cuando a un preso que es llevado a la cárcel le dicen 'región de Vladímir', le da tristeza, tan mala es la reputación de las instituciones locales. Pero estoy bien, aquí hay hasta una barra de ejercicios en el patio", ironizó en su cuenta de Instagram.

La víspera su abogada, Olga Mijáilova, informó tras varios días de incertidumbre y especulaciones sobre el destino del opositor que Navalni se encontraba recluido en dicha prisión.

El líder opositor señaló que todavía no ha recibido correspondencia alguna y sabe menos "del mundo exterior que cuando estaba en Moscú" detenido en la prisión preventiva de Matrósskaya Tishiná.

"Tampoco he podido acceder a la biblioteca, así que mi único entretenimiento es experimentar con la alta cocina, ya que tampoco tengo acceso a la tienda de la cárcel", añadió.

Navalni se refirió al proceso de preparación de los emblemáticos "sujarí", pan seco que se ha convertido en un atributo directo de las cárceles en Rusia.

"Nunca pensé que esto podría ser tan emocionante. Ahora tenemos una competencia entre dos escuelas culinarias: la comida callejera y la molecular", afirmó.

Según el opositor, los dos presos con los que comparte celda, uno por robo y otro por estafa, se disputan las mejores recetas para secar el pan, para lo cual uno utiliza paquetes de aderezo de las sopas instantáneas Rolton, y el otro especias.

Eso sí, ambos coinciden en que los panes, cortados de forma rectangular o en cubos ideales, deben secarse en un paquete sobre la calefacción, y salen mejor si durante el proceso en televisión califican a Navalni de "poderoso agente de Occidente".

"Espero que todo les vaya bien y no se aburran. Nunca olviden la alimentación sana", se dirigió con ironía el opositor a sus seguidores.

ANIMADO Y ALEGRE PESE AL DESTINO INCIERTO

Otro abogado de Navalni, Vadim Kóbzev, comentó al portal independiente Meduza sus impresiones sobre el estado del opositor tras su traslado a la cárcel, proceso conocido en Rusia como "etapírovanie" (traslado por etapas).

Según Kóbzev, "pese a las carencias, Alexéi está animado y alegre (...) Nadie se metió con él, nadie le golpeó".

El abogado señaló que el reo no se sintió especialmente vigilado pese a las medidas dictadas dada la "predisposición a la fuga" que le achacan las autoridades carcelarias.

"No se sabe cuánto tiempo pasará en esta cárcel", indicó, al estimar que lo más probable es que esté ahí hasta que entre en vigor la condena por la causa de difamación a un veterano de la Segunda Guerra Mundial, pendiente de la apelación.