EFEJerusalén

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, agradeció al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, el acuerdo para la apertura de embajadas en Tegucigalpa y Jerusalén, algo que convertiría al país centroamericano en el tercero en tomar esta polémica decisión.

"Con sus banderas flameando en las capitales de ambos países, Israel y Honduras, declaran su intención de completar el plan de acción antes del final del año, con la apertura e inauguración de embajadas en sus capitales nacionales, Tegucigalpa y Jerusalén", señaló un comunicado de la oficina de Netanyahu.

Además, agregó que en una conversación telefónica Netanyahu expresó su agradecimiento a Hernández por su "amistad verdadera y firme apoyo a Israel" y reiteró "su compromiso de seguir fortaleciendo esta alianza mediante desarrollo, cooperación, turismo, inversiones, tecnología, agricultura, educación y comercio".

Mientras que el presidente hondureño reconoció que la apertura de su embajada en Jerusalén este año dependerá de lo que suceda con la pandemia de coronavirus, Netanyahu no hizo mención alguna a ese matiz.

De concretarse el traslado de la oficina diplomática a la Ciudad Santa, Honduras se sumaría a Estados Unidos y Guatemala, los únicos países que han tomado esta medida, en contra del consenso internacional ya que la parte oriental de la urbe está ocupada y anexionada por Israel.

Hernández mostró en varias oportunidades su intención de llevar a cabo el traslado, incluyendo el mes pasado durante la inauguración de una oficina de cooperación israelí en Tegucigalpa, donde no contaba con representación oficial desde 1994.

El presidente visitó Israel en 2019, en ocasión de la apertura de una oficina comercial diplomática en Jerusalén, que dijo era un primer paso para la apertura de una embajada en la ciudad antes del final de ese año, algo que finalmente no se concretó y que parecería esta vez sí se llevará a cabo.