EFESan José

El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, afirmó que habrá "enormes consecuencias" tras la decisión del mandatario estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como la capital de Israel.

"La decisión del Presidente Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel significa un cambio a la política de los últimos 70 años de Washington hacia esa zona del mundo, un cambio equivocado, un cambio que tendrá enormes consecuencias", expresó Arias en sus redes sociales.

Arias, quien durante su segundo Gobierno (2006-2010) trasladó la embajada costarricense de Jerusalén a Tel Aviv, dijo que con la decisión del Gobierno de Trump "Estados Unidos pierde su autoridad moral para auspiciar nuevos intentos de negociaciones de paz entre israelíes y palestinos".

"Washington se aisla definitivamente de toda la comunidad internacional: ni sus más cercanos aliados, árabes y no árabes, acompañarán a Trump en esta equivocada aventura. El daño de esta decisión es inimaginable", aseguró.

Arias espera que con esta política estadounidense no se presenten actos de violencia.

"Este 6 de diciembre será recordado como un día muy triste para todos aquellos de nosotros que no renunciamos a la ilusión de poder disfrutar de una paz duradera en el Medio Oriente", lamentó el Nobel de la Paz.

El Gobierno de Costa Rica ha dicho que no emitirá un pronunciamiento oficial sobre el asunto.