EFEWashington

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, acusó hoy a su predecesor, John Kerry (2013-2017), de "minar activamente" la política del Gobierno hacia Irán debido a sus conversaciones con el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, sobre el pacto nuclear de 2015.

"Minar activamente la política exterior de EE.UU. como (ex) secretario de Estado es algo literalmente inaudito", consideró Pompeo en rueda de prensa en el Departamento de Estado.

En una entrevista esta semana para promocionar su nuevo libro, Kerry explicó que había hablado con Zarif "tres o cuatro veces" desde que dejó el Departamento de Estado y detalló que esas conversaciones incluyeron el acuerdo nuclear de Irán, del que EE.UU. salió en marzo por orden del presidente Donald Trump.

"Lo que ha hecho el secretario Kerry es indecoroso e inaudito. Se trata de un exsecretario de Estado que se involucra con el mayor patrocinador del terrorismo del mundo y, de acuerdo a él, no tienen que tomar mi palabra por ello, él dijo a los iraníes que esperaran a un nuevo Gobierno", afirmó Pompeo.

En realidad, Kerry fue preguntado en una entrevista con la cadena Fox sobre si había recomendado a Teherán que "esperara" a un nuevo presidente, elegido en 2020, y no respondió con claridad.

Pompeo subrayó que no es posible encontrar un precedente de una acción similar en la historia de EE.UU. "y el exsecretario de Estado no debería de tener este comportamiento. Es inconsistente con lo que es la política exterior de EE.UU., que está siendo dirigida por este presidente. Está más allá de lo inapropiado".

Trump ya criticó ayer en Twitter las reuniones de Kerry, que calificó de "ilegales".

"John Kerry tuvo encuentros ilegales con el régimen hostil de Irán, que solo puede servir para socavar nuestro gran trabajo en detrimento del pueblo estadounidense. ¡Les dijo que esperaran (a que se fuera) la Administración Trump! ¿Estaba registrado bajo la Ley de Registro de Agentes Extranjeros? ¡MALO!", clamó.

La Ley de Registro de Agentes Extranjeros establece que aquellos individuos que defienden los intereses de otros países en territorio estadounidense deben registrarse como "agentes extranjeros".

El fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, ha usado esa ley para juzgar a miembros del equipo electoral de Trump, como su exjefe de campaña, Paul Manafort, que hoy se declaró culpable y firmó un acuerdo de colaboración con Mueller.

Kerry contestó este viernes a Trump en Twitter diciéndole: "Señor presidente, debería estar más preocupado sobre Paul Manafort reuniéndose con Robert Mueller que yo reuniéndome con el ministro de Exteriores de Irán".

"Pero -añadió- si quiere saber más sobre el acuerdo nuclear que hizo al mundo más seguro, puede comprar mi nuevo libro".

No existen reglas establecidas sobre el papel que deben jugar aquellos que ejercieron como secretario de Estado, aunque Kerry ha defendido que es normal aconsejar a otros países.