EFEWashington

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, viajará mañana jueves a Europa para reunirse con los líderes de Suiza y Alemania, dos países que mantienen estrechas relaciones con Irán, y para participar en una conferencia secreta en los Alpes.

Pompeo tiene previsto reunirse el viernes con la canciller alemana, Angela Merkel, y con su homólogo, Heiko Maas; y más tarde viajará a Suiza para verse con el ministro de Exteriores, Ignazio Cassis, informaron en una rueda de prensa dos altos funcionarios estadounidenses, que pidieron el anonimato.

Esas fuentes explicaron que Irán será uno de los temas que Pompeo abordará durante su visita a Berlín, Berna y La Haya (Países Bajos), donde participará en una cumbre empresarial con el primer ministro holandés, Mark Rutte, antes de unirse al presidente de EE.UU., Donald Trump, en su visita a Londres.

En concreto, uno de esos funcionarios de EE.UU. dijo: "Una de las cosas de las que más hablaremos en estas reuniones será Irán, ideas e información sobre eso".

Los países europeos se encuentran ahora mismo en una encrucijada: por un lado, EE.UU. les presiona para que corten toda relación económica con la República Islámica; y por otro lado, Teherán les ha dado un ultimátum para que garanticen los beneficios económicos del acuerdo nuclear que firmaron en 2015.

Trump se retiró hace un año de ese pacto y ha vuelto a imponer sobre Irán todas las sanciones que fueron levantadas como fruto de ese acuerdo, una decisión que busca asfixiar la economía persa.

Las tensiones entre Washington y Teherán se han incrementado en las últimas semanas, por ejemplo, con el envío de 1.500 soldados estadounidenses a Oriente Medio; pero el lunes en Tokio Trump dijo estar dispuesto a "hacer un trato" con Irán, en un diálogo que podría estar mediado por Japón.

Más allá de Irán, los funcionarios de EE.UU. desvelaron hoy que Pompeo acudirá a la reunión del exclusivo y secretista Club Bilderberg, que se da cita a partir de mañana a puerta cerrada en un hotel de Montreux, a orillas del lago Lemán y desde el que se tiene una extraordinaria vista de los Alpes suizos y franceses.

El selecto club creado en 1954 ha invitado a 130 políticos, empresarios y periodistas a sus sesiones centradas en la relación entre Europa y Norteamérica y son tan secretas que los participantes tienen que jurar que no desvelarán lo que ocurre o se dice en ellas.

Pompeo solo participará en una de las sesiones y es posible que no coincida con Jared Kushner, el yerno de Trump que también ha sido invitado, detallaron los funcionarios.

La escapada de Pompeo a Montreux se producirá en algún momento de su visita a Suiza, donde estará tres días.

Debido a la neutralidad de Suiza, es posible que Pompeo aborde con su homólogo la situación en Irán, donde la confederación helvética actúa como "protector", es decir, se dedica a prestar asistencia a los estadounidenses en ese país porque EE.UU. e Irán no tienen relaciones diplomáticas.

La crisis venezolana también estará sobre la mesa, ya que Estados Unidos ha pedido a Suiza que ejerza el mismo papel en Venezuela, donde EE.UU. carece de representación diplomática desde marzo.

En enero, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, cortó lazos diplomáticos con EE.UU. después de que Trump reconociera como jefe de Estado interino de Venezuela al líder opositor Juan Guaidó.

En Suiza, Pompeo también se reunirá con líderes empresariales y el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Por otro lado, la entrevista entre Pompeo y Merkel estará centrada en Irán, pero también el titular de Exteriores de EE.UU. quiere hablar sobre el "liderazgo alemán" en temas como Huawei.

EE.UU. teme que China use las redes 5G de Huawei para espionaje, unas acusaciones que la compañía china ha negado categóricamente en el pasado.

La gira europea de Pompeo acabará en el Reino Unido, donde Trump tiene previsto hacer una visita oficial marcada por el aniversario del 75 aniversario del Desembarco y de la Batalla de Normandía.

Beatriz Pascual Macías