EFEMoscú

El presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, abordaron hoy el reforzamiento de los contactos militares en Siria con ocasión del 25 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

"Hemos tratado la continuación de los contactos militares entre nuestras fuerzas desplegadas en la región", dijo Netanyahu en rueda de prensa al término de las conversaciones con su colega ruso en el Kremlin.

Netanyahu recordó que "los contactos militares son permanentes y están destinados a evitar incidentes problemáticos y garantizar el éxito en la lucha contra el enemigo común: el terrorismo internacional".

Por su parte, Putin, destacó que ambos mandatarios habían dedicado "una gran atención a los problemas internacionales", en particular, "a la difícil situación en Oriente Medio y en Siria".

"Hemos hablado de la necesidad de realizar esfuerzos conjuntos para contrarrestar el terrorismo internacional. Israel sabe lo que es el terrorismo no de oídas, ya que lucha contra él y en ese sentido somos aliados", aseguró.

Por ello, añadió, Rusia "reforzará los contactos con los socios israelíes en ese terreno".

Ésta es la tercera visita de Netanyahu en menos de un año a Moscú, donde en septiembre de 2015 y abril pasado abordó con Putin la situación en Siria para evitar incidentes entre aviones de guerra de ambos países y el suministro de armamento a grupos como Hizbulá, apoyado por Irán.

"El agresivo terrorismo islámico representa una grave amenaza para Israel, Rusia y el resto del mundo. No dudo que venceremos, pero nuestra victoria será más rápida si todos los países del mundo forjan un frente común", comentó el jefe del Gobierno israelí en vísperas de su llegada a Moscú.

Otros de los asuntos que fue abordado por ambos mandatarios fue la cuestión palestina después de que Francia planteara recientemente una iniciativa para reanudar las negociaciones de paz.

"Abogamos por un arreglo justo y universal para el conflicto palestino-israelí", dijo hoy al respecto el líder ruso.

En abril pasado Putin se reunió en Moscú con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, quien insistió en convocar una conferencia internacional para el arreglo del conflicto.

Las aspiraciones palestinas de crear un estado en las fronteras de 1967 con capital en Jerusalén Oriental siempre han contado con el apoyo del Kremlin.