EFEMoscú

Rusia considera que renunciar a la diplomacia en la crisis con Corea del Norte podría llevar a una catástrofe, dijo hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Estamos convencidos de que no hay otra alternativa a la solución político-diplomática del problema norcoreano. Cualquier otra decisión no es posible, podría provocar consecuencias indeseables o incluso catastróficas", aseguró Peskov a los periodistas.

El portavoz respondía así al incremento de la tensión verbal entre Washington y Pyongyang.

Según Peskov, "en Moscú estamos muy preocupados por la escalada de tensión en la península coreana, en relación con el intercambio de declaraciones bastante fuertes y amenazantes".

Por ello, -agregó- "Moscú sigue llamando a todas las partes interesadas a contenerse, con el fin de no provocar una escalada aún mayor".

La tensión en la península coreana alcanzó hoy una nueva cota después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, arremetiera contra el presidente de EEUU, Donald Trump, por su intimidatorio discurso del martes ante la ONU y el régimen de Pyongyang amenazara con detonar una bomba de hidrógeno en el océano Pacífico.

Trump, quien amenazó este martes con "destruir totalmente" Corea del Norte, decidió adoptar nuevas sanciones contra el país asiático.