EFEMoscú

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y la secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejcinovic Buric, constataron hoy el restablecimiento total de las relaciones entre Rusia y esta organización, algo que el canciller ruso calificó de "punto final a la crisis".

"Con esta visita (...) ponemos punto final simbólico a la crisis sistémica en la que se vio sumergida esta organización entre 2014 y 2019 debido a las medidas absolutamente ilegales y contrarias a sus estatutos tomadas por algunos miembros de la Asamblea Parlamentaria", afirmó Lavrov.

Las tensiones entre el Consejo de Europa y Rusia comenzaron en 2014, tras la anexión ilegal de Rusia de la península ucraniana de Crimea, y la decisión de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) de retirar el voto a la delegación rusa.

Ante esto, Moscú dejó de pagar en junio de 2017 su contribución de 33 millones de euros anuales a la organización, lo que provocó una crisis financiera grave.

En junio pasado la APCE aprobó el regreso de la delegación rusa a la Cámara, tras lo cual las tensiones comenzaron a ceder, hasta el punto de que el titular de Exteriores ruso admitió hoy que la situación "ha cambiado cualitativamente".

"Los derechos de los parlamentarios rusos fueron restablecidos totalmente y la principal lección que sacamos es que es inadmisible utilizar el lenguaje de la fuerza, los ultimátum y las presiones en el Consejo de Europa, es inadmisible intentar violar los principales principios que sustentan al Consejo de Europa", señaló.

Pejcinovic Buric constató por su parte que las relaciones entre la organización y Rusia "han mejorado considerablemente" y destacó la importancia de que este país "haya restablecido totalmente su participación en el Consejo de Europa".

"Espero que mi visita ayude a mejorar las relaciones entre Rusia y el Consejo de Europa", indicó.

Lavrov recordó que el viaje de la secretaria general tiene lugar de cara al 25 aniversario de la participación rusa en esta organización, a celebrarse en febrero próximo.

"Este es un buen motivo para analizar en qué punto estamos y cuáles son las tareas que enfrentamos con el fin de continuar fortaleciendo la cooperación", indicó y confirmó el interés de Moscú en "fortalecer la cooperación multilateral" en el marco del organismo.

Lavrov destacó la importancia de que el Consejo "continúe siendo uno de los pilares del actual orden mundial basados en el derecho internacional y no en las reglas establecidas por países aislados".