EFETokio

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, hizo hoy una amplia remodelación de su gabinete, en la que destaca la salida de Taro Kono como ministro de Exteriores y su traslado a la cartera de Defensa.

Abe ya renovó su Gobierno casi totalmente hace menos de un año, el 2 de octubre pasado. La de este miércoles es la sexta remodelación gubernamental de Abe desde que comenzó su actual mandato, en diciembre de 2012.

Con los cambios de hoy, Abe incorpora a 13 personas que nunca antes habían ocupado una cartera. De los 19 ministros, sólo dos se mantienen en el mismo puesto.

Kono, de 56 años y que llevaba dos como ministro de Relaciones Exteriores, pasó a ocupar la cartera de Defensa, en reemplazo de Takeshi Iwaya, que se hizo cargo de ese ministerio en la remodelación del año pasado y que ahora queda fuera del Gobierno.

Como jefe de la diplomacia quedó Toshimitsu Motegi, de 63 años, que ocupaba antes la cartera de Revitalización Económica.

Motegi tuvo un papel clave en las negociaciones de Japón para llegar al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), más conocido como TPP11 y que entró en vigor el 30 de diciembre de 2018.

En declaraciones a los periodistas para explicar estos cambios, Abe destacó los dotes de negociador de Motegi que demostró en la gestión que culminó con el TPP11 y dijo que una de sus misiones más importantes será la renovación del tratado comercial bilateral con EEUU.

También recordó que Corea del Norte sigue con sus ensayos de armas, el más reciente este martes, y dijo que Japón se mantendrá en alerta en ese sentido y trabajando conjuntamente con Washington para coordinar información

En el nuevo gabinete de Abe se mantienen dos figuras claves de su equipo: el viceprimer ministro y ministro de Finanzas, Taro Aso, de 78 años, y el jefe de Gabinete y ministro portavoz, Yoshihide Suga, de 70. Tanto Aso como Suga acompañan a Shinzo Abe en esas carteras desde 2012.

Fue Suga quien dio a conocer la nueva lista del Gobierno en una breve comparecencia ante los periodistas, antes de que los nuevos ministros juren su cargo y participen horas después en la primera reunión del Gobierno.

En el nuevo gabinete de Abe hay sólo dos mujeres, una más que en el Gobierno saliente: Sanae Takaichi, en la cartera de Administración e Interior, y Seiko Hashimoto, una medallista de patinaje que será la máxima responsable gubernamental de los Juegos Olímpicos de 2020.

El integrante más joven es Shinjiro Koizumi, de 38 años, hijo del ex primer ministro Junichiro Koizumi, que se encargará de la cartera de Medio Ambiente.

El anterior titular de esa cartera, Yoshiaki Harada, se despidió del Gobierno este martes con unas polémicas declaraciones al opinar que la única opción que tiene Japón para desprenderse del agua contaminada por el desastre nuclear de Fukushima de 2011 es arrojarla al mar.

El objetivo político más importante que tiene Abe a medio plazo es la reforma de la Constitución para cambiar su carácter pacifista, pero no tiene los suficientes votos en la Dieta para que la reforma pase el trámite parlamentario.

En el plano económico, Japón está a días de que el 1 de octubre entre en vigor una nueva tasa del IVA, que pasará del 8 al 10 %. Las autoridades son conscientes de que esa subida generará un descenso en el consumo que se notará en lo que resta del año.

Shizo Abe comenzó su actual mandato el 26 de diciembre de 2012, aunque previamente estuvo al frente del Gobierno entre 2006 y 2007.

El mandato actual de Abe acabará en 2021 y, si lo completa (concretamente si se mantiene en el cargo hasta el 20 noviembre de este año), se convertirá en el primer ministro con el mandato más largo en la historia del país.