EFEJerusalén

El primer ministro palestino, Mohamed Shtaye, ha pedido el apoyo de Naciones Unidas para la celebración de los comicios convocados este año, especialmente en Jerusalén Este, zona anexionada por Israel donde impone sus leyes civiles.

Shtaye solicitó el viernes en una llamada de teléfono al recién nombrado enviado especial para Oriente Medio, Tor Wennesland, que intervenga ante Israel para que este país permita a los residentes palestinos de la Ciudad Santa acudir a las urnas y presentar candidaturas.

Las autoridades palestinas no tienen jurisdicción en este área de la ciudad y están a la espera de la autorización formal israelí.

Los comicios legislativos están convocados para el 22 de mayo y los presidenciales para el 31 de julio, tanto en Jerusalén Este, como en Cisjordania ocupada, y en la bloqueada franja de Gaza lo que supone un desafío logístico para su celebración.

En total, más de dos millones de palestinos de los alrededor de 5,5 millones, están llamados a votar en las primeras elecciones que convoca la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en quince años.

DISPOSICIÓN A VOLVER AL PROCESO DE PAZ

Sthaye expresó además la disposición de las autoridades palestinas para volver a un proceso de paz con Israel basado en la "legitimidad internacional" bajo los auspicios del Cuarteto -formado por la ONU, EE.UU., la Unión Europea y Rusia- y en un marco multilateral.

La ANP rechazó el denominado Acuerdo del Siglo, propuesto por la Administración estadounidense de Donald Trump, y desde entonces ha reclamado mecanismos internacionales para reactivar las negociaciones.