EFEAnkara

Turquía ha lanzado una nueva operación militar contra supuestas posiciones del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak con una incursión militar terrestre apoyada por bombardeos aéreos, informó este miércoles el Gobierno en Ankara.

"La operación 'Zarpa de Tigre' continúa con éxito acorde a los planes", aseguró el Ministerio de Defensa en Twitter.

"Antes de la ofensiva aérea nuestras unidades de artillería estacionadas en la zona lanzaron un fuego denso contra los objetivos identificados y todos fueron alcanzados de pleno", agregó.

Según informó hoy la emisora de noticias CNNtürk, el Ejército turco habría establecido una base militar temporal en la zona para continuar con su operativo contra el PKK.

El ministerio de Exteriores iraquí había convocado ayer al embajador turco en Bagdad para protestar por los bombardeos en el norte del país, que habrían afectado también zonas habitadas por civiles.

Turquía ha efectuado en los últimos años numerosas incursiones militares, terrestres y aéreas, en el norte de Irak, cuyo gobierno ha pedido reiteradas veces el fin de estos bombardeos.

La tensión se mantiene elevada ante la presencia de guerrilleros kurdos a los que Ankara persigue también en naciones vecinas.

El Ministerio de Defensa turco enfatizó hoy su "derecho a la legítima defensa" para "garantizar la seguridad" de los ciudadanos de Turquía y asegurar las fronteras del país.

El PKK, considerado un grupo terrorista por Turquía, EEUU y la Unión Europea, cuenta con el apoyo de algunas facciones kurdas en Irak, pero no con el respaldo de las autoridades de la región autónoma del Kurdistán iraquí.